jueves, 18 de junio de 2009

Helado de Bacterias de 120 millones de años


Hoy tenemos miedo de no poder intentar todo lo que soñamos. Hoy se puede taladrar el hielo de Groenlandia y cuando se llega a la vuelta de tuerca de 3 kilómetros más/menos encontramos la Bactería Her-mini-i-monas... el nombre me pide recordarlo con algún juego memotécnico. Se llama "Herminiimonas glacei".

¿Qué cuantos años tiene...? 120.000 años. Unos científicos de Pennsylvania dicen que logran "volver a la vida" a la joya. Hay interés... mucho, en encontrar bacterias que sobrevivan en condiciones extremas de falta de oxígeno, agua, luz etc.. Se sueña con Europa, con Marte, con el hielo de Marte y por soñar, que haya dentro de sus capas de hielo sepultado alguna bacteria que convierta a Marte en un planeta verde y habitable... Bien si, es verdad que me paso miles de pueblos pero me dá mi olfato casi summilier que el objetivo va por ahí.

La doctora Jennifer Loveland-Curtze y su equipo son los protagonistas del descubrimiento.

En estado "catatónico" se encontraba la Her-mini-i-monas, ni muerta ni corriendo los 100 metros libres. Interesante, después de darle el suficiente calor "humano", más de 6 meses a una temperatura de 2º C y otros 4 meses y medio a 5º C.... voilà la resurrección! y me lo imagino, después de saludar a la cámara de vídeo empezó a reproducirse en colonias de color marrón-violeta. Esto es lo que tiene ser fan de los dibus animados.

La bióloga obervó que su metabolismo: "Su ritmo era glacial, si se me permite el término. Su metabolismo era tan lento que probablemente se dividía cada cien o mil años. Sólo hacía lo estrictamente necesario. Quizás esto también haya contribuido a su supervivencia", mumm... hace muy poco tiempo que está de moda entre los humanos "el movimiento lento-slow".

Se trata de una bacteria que no es peligrosa para los humanos, añadió esta experta, pero puede atravesar filtros de tan sólo 0,2 micras, que es el filtro utilizado habitualmente en esterilización de fluidos en laboratorios y hospitales.

El tiempo pone todo en su lugar... ya veremos si la bacteria se mueve en los mundos Happy o en los del apasionante misterio.
Publicar un comentario en la entrada