jueves, 4 de septiembre de 2008

Trivial the Love DiBo... 5 lobbys a tener en cuenta

1. El lobby gay: actúa como tal desde los años 50 en los EEUU. Entonces se llamaban “los matachines” (en inglés suena mejor). Desde entonces ha llovido mucho y han ido ganando influencia en algunos sectores: cine, espectáculo, moda. Algunos cotos de caza son suyos casi en exclusiva: las Naciones Unidas, por ejemplo.

2. El lobby petrolero: si puedes arrancar tu automóvil es porque el lobby petrolero ha decidido que puedas hacerlo. De lo contrario deberías desplazarte a pie o en carromato. Así que debes estarle agradecido de que aprieten pero no ahoguen. Y no te preocupes cuando se agote definitivamente el petróleo (lo cual ocurrirá en 30 años) los podrás correr a gorrazos.

3. El lobby militar-industrial: EEUU es su patria y el dólar su bandera. Si no hay guerras no prosperan, así que, de tanto en tanto, se trata de montar alguna guerrita con cualquier excusa para que la cuenta de beneficios muestre un aspecto saludable. Cuando no hay guerra basta con crear un enemigo que justifique la renovación armamentística.

4. El lobby judío: uno de los más antiguos y consolidades pero de implantación irregular. Es, sin duda, el lobby más influyente de los EEUU donde hacen y deshacen a su antojo. De hecho, todos los asesores de Bush, esos llamados "neoconservadores", pertenecen a este lobby. Curiosamente, todos tienen las mismas características: militaron en la izquierda en su juventud, concretamente en el trotskysmo, y todos son de origen judío. No es raro que su primer interés sea la defensa de Israel.

5. El lobby científico: se ha organizado en grupos cerrados como Pugwash, Club de Roma y demás. Se basa en la pretensión de que el científico ve más allá que el elector medio con el cerebro abotargado por propaganda. Por tanto, al científico le corresponde diseñar el futuro. Mejor un científico que un político, desde luego. El problema viene porque aunque no se lo crean los científicos también son humanos y su carne es tan corrupta como cualquier otra.

Publicar un comentario en la entrada