miércoles, 1 de abril de 2009

Cuando envejecemos... La células acumulan grasa hasta el aburrimiento


En la Facultad de Medicina Albert Einstein de la Universidad de Yeshiva (Nueva York, EEUU) los investigadores han publicado en la revista 'Nature', como el cuerpo acumula y destruye la grasa del cuerpo humano.

El cuerpo humano tiene un mecanismo interno que controla la acumulación de grasa en las células y se encarga de convertirla en energía para el organismo, pero y estamos en el primer pero, con el envejecimiento esta maquinaria empieza a fallar. Estoy hablando de cédulas, sangre, grasa y no de un robot, por lo de maquinaria.

Dado que nuestras células están diseñadas para acumular grasa para sobrevivir a períodos de hambre, se entiende que acumulen depósitos de grasa. Hasta aquí todo normal pero si comemos más grasa que nutrientes la maquinaria empieza a fallar sino la convertimos en energía y la gastamos, haciendo un hígado graso, cirrosis, diabetes... porque la excesiva acumulación de grasa en las células hace que la insulina no pueda acceder a la célula y cumplir su función.

Parece que en el cerebro también se acumula grasa y el ordenador central se vuelve pringoso, lento, olvidando la lógica borrosa... cumpliendo aquella sentencia parida por mí... "Dime lo que comes y te diré lo que piensas"

De modo que hay dos soluciones: ó esperar que los científicos desarrollen una "pastillita" que haga de detergente, ó empezar a moderar el consumo de grasa y si un día te pasas... caminar de 2 a 3 horas. Es sencillo.
Publicar un comentario en la entrada