lunes, 12 de enero de 2009

De espaldas a una enfermedad... Christine Maggiore

Christine Maggiore, una polémica activista estadounidense que negaba que el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) causara el sida, falleció la pasada semana a los 52 años después de negarse a tomar un tratamiento farmacológico contra esta enfermedad.
Sobre todo, se dio a conocer cuando en el 2005 murió de neumonía su hija de tres años, Eliza Jane Scovill, por no haber sido tratada del sida, según confirmaron las autoridades de Los Ángeles (EE.UU.), a las que acabó demandando. Maggiore no tomó medicamento alguno para reducir el riesgo de transmisión del VIH cuando se quedó embarazada ni le hizo a su hija pruebas para saber si era también portadora. En los últimos meses, Christine Maggiore había sido tratada de una neumonía, pero la causa oficial de su muerte aún está pendiente, según explicó un portavoz oficial, quien aseguró que todavía no estaba claro que hubiera fallecido a causa del sida. La activista fue diagnosticada como portadora de VIH en 1992.
Maggiore se convirtió en voluntaria para luchar contra el sida y habló sobre los riesgos del virus en jornadas sanitarias y colegios. Sus opiniones empezaron a cambiar en 1993 cuando se hizo varias pruebas del virus que resultaron ser contradictorias.
“Cuanto más leí, más llegué a convencerme de que la investigación sobre el sida se había subido al carro y se estaba dirigiendo en la dirección contraria”, escribió en la página web de su organización, Alive & Well AIDS Alternatives.
Maggiore estaba muy influida por Peter Duesberg, un profesor de biología de la Universidad de California, Berkeley, que defiende que el sida no está causado por el VIH, sino por el consumo durante años de drogas o del AZT, un compuesto usado precisamente en los tratamientos contra el sida. La muerte de su hija de tres años llegó a los tribunales y todavía no se ha resuelto. A su vez, Maggiore denunció en el 2007 a las autoridades de Los Ángeles por considerar que la autopsia en la que se concluía que la niña había fallecido como consecuencia de un avanzado estadode sida había sido falsificada.
Maggiore tenía marido y un hijo. Ninguno de los dos es portador del VIH.
Publicar un comentario en la entrada