viernes, 7 de abril de 2017

Life


Por Sofía Milà y Amor DiBó

Imagino una "mano de poker" cuyas 5 cartas te permiten conseguir la mano más valiosa en el juego "la flor imperial". Daniel Espinosa el director de Life se propuso reunir para su fantasía de ciencia-ficción a 5 actores que le dieran un baño de oro a su aventura que él a definido como "algo que podría pasar mañana".

Bien comencemos a conocer y disfrutar de su película Life

¿Es ciencia-ficción con thriller de terror ó es thriller de terror en cualquier escenario? lo pensamos porque que se podría haber rodado en un bosque inexplorado, en los confines de La Tierra, de esos que no están cartografiados, en una cabaña claustrofóbica teniendo a 5 personas con un elemento "inquietante" y estar en tensión de forma trepidante hasta el final. 

Que historia nos cuenta Life

La tripulación de la Estación Espacial Internacional recepciona una nave no tripulada en la que hay muestras de Marte. Su trabajo será comprobar si la tierra extraída del planeta rojo presenta indicios de vida. Cuando uno de los científicos a bordo examina la única célula encontrada, todo el equipo presencia un hecho insólito: la prueba incuestionable de que hay vida extraterrestre y además consiguen sacarla de su letargo provocando en ella una rápida evolución. 

Ante su asombro, deciden examinar y establecer el primer contacto con el organismo alienígena, al que le dan como nombre Calvin, pero descubrirán demasiado tarde que esta es más inteligente de lo que esperaban, hasta tal punto que sus vidas podrían estar en grave peligro. Ya solo les quedará salvar sus vidas y evitar que llegue a la Tierra, lo que provocaría una catástrofe.

¿Quién no se enamora de las obras que marcan nuestra historia y querer copiar como el niño que imita el comportamiento de sus padres?
Daniel Espinosa, como tu o como yo somos hijos de esas películas que marcaron historia y que fuimos testigos en tiempo real de Odisea Espacial 2001, Alien, y más recientemente Prometeus, The Martian, Interestellar, Gravity, Arrival. 

Daniel más que hablarnos de diseños de naves o elementos de inteligencia artificial con la perspectiva en 30 a 50 años con toque filosóficos, nos habla de la ciencia ficción en un posible hoy. La Estación Espacial es tan real que apenas nos asombra. 

Donde Daniel apuesta es por el terror trepidante en espacios interiores. Logra con la cámara mantener la atención del espectador hasta el final. Su terror, el que ha soñado es ante la fragilidad de un "ente marciano" de una fuerza inteligente extraordinaria donde la curiosidad humana nos arrastra hasta ser tan ingenuos que parecemos tontos. 

Y es que cuando termina la proyección y una sale a la calle... a uno le viene la risa por los deslices del guión. 

Realmente la tensión ha bloqueado la carcajada porque sin enumerar todas las pífias hay que mencionar la que protagoniza Clavin "el pulpo marciano"... que casualidad se traga la bolita del localizador. 

El ratón, con su magnífica fotografía, iluminación y puesta escena sirve de mensajero visual de la capacidad mortífera que es Clavin. 

El libro infantil, aparece como cuando un mago saca un conejo de la chistera. !Venía al pelo del guión del "rarito" de Gyllenhaal!.

La noticia de la falta de combustible.... por favor, si el Ryan Reynolds se vuelve terminator con el bicho en plan "te quemo y te frio, hasta que te desintegres, maldito extraterrestre". Un fuego que curiosamente no destruye ningún tablero de mando. 

Para completar la tira cómica tenemos al "tiritas": negro, bueno en plan trozo de pan, con las piernas en minusvalía, científico de pro, que es llamado a sufrir el síndrome de Estocolmo con Calvin, dejándole la mano echa polvo, hasta que más tarde Calvin vuelve a intentar acabar con él, a la llamada de la sangre.

Y por fin tenemos al "rarito" que no quiere volver a La Tierra" por que hace más de un año que está fuera y ha encontrado la felicidad no hechando de menos a nadie.

El desenlace nos gusta porque también tiene sus pinceladas de humor negro que esperamos disfrutéis.

Aviso, no es un final happy, es un final inquietante para La Tierra. 


💭 Otra crítica... seguir leyendo en El Cine en la Sombra
Publicar un comentario