jueves, 29 de diciembre de 2016

La dimensión desconocida… terror, intriga, ciencia ficción


En 1955 se había iniciado la emisión  Alfred Hitchcock presenta que tres años después era la serie más seguida por los espectadores de todo el mundo. La serie, por definición, tocaba especialmente temas de suspense. Un escritor y guionista que hacía poco había pasado del campo de la radio a la televisión, Rod Serling, se dio cuenta de que la fórmula era buena pero podía ampliarse a otros temas: terror, intriga paranormal, ciencia ficción, temas que entonces empezaban a ponerse moda. Así nació TheTwilight Zone, emitido en España como La Dimensión desconocida.

UNA SERIE MÍTICA

En la actualidad, se suele aceptar que La Dimensión Desconocida es una de las series mejor escritas de la historia y nadie ha llevado la contraria a los que sostenemos que es la seria de ciencia ficción mejor de todos los tiempos. Su calidad es tal que, de tanto en tanto, a pesar de tener casi 60 años, siempre hay algún canal que vuelve a reponerlo y un público veterano que vuelve a verlo con el mismo entusiasmo con que las nuevas generaciones.

El éxito de la serie se debió en su momento a varios factores, la hábil guionización fue el primero de todos. Se debe el mérito a Rod Serling (1924-1975). Serling se vio apoyado por un equipo de guionistas, pero tanto la idea original de la serie, como el tema de los 156 episodios fueron obra suya. Sería difícil encontrar un guionista más imaginativo que no tuviera inconveniente en concebir una trama sobre terrícolas secuestrados en un planeta improbable o el cuento de Navidad de un borracho disfrazado de Papa Nöel que se convierte mágicamente en el personaje original, o tramas bélicas de contenidos paranormales.


El primer episodio de la serie titulado ¿Dónde están todos? es paradigmático: una pareja que la noche anterior ha ido de fiesta, despierta en una extraña vivienda situada en un pequeño pueblo, Centerville. Sorprendidos, empiezan a advertir que están solos y todo en el pueblo es como un falso decorado. El espectador que conoce el relato de Jean Paul Sartre, A puerta cerrada, sospecha que la pareja ha tenido un accidente la noche anterior (ambos había bebido) y están muertos. Sin embargo, no es así: simplemente, han sido secuestrados por extraterrestres y son ahora mascotas de una niña convencional pero gigantesca en un planeta remoto. Solamente en el último minuto se desvela la situación. La voz en off de Serlig termina el episodio: “La moraleja de lo que acaban de ver es muy clara: si bebe, no conduzca y si su mujer ha tomado una sola copa tampoco debe conducir, porque podrían despertar con una terrible jaqueca, en un pueblo desierto… de la dimensión desconocida”.

SOLO SERLING EN PLANTILLA

Al igual que Hitchcock tenía una irreprimible tendencia a aparecer siempre en sus películas y a presentar cada episodio de su serie, Serling hizo otro tanto. Sin embargo, así como el director inglés daba siempre un giro irónico y cómico a su intervención, como intentando quitar hierro al dramatismo de lo que el espectador iba a ver, las intervenciones de Serling, imperturbable y siempre con un cigarrillo encendido en la mano derecha, eran siempre inquietantes y sus conclusiones al final de cada episodio y como voz en off, resultaban altamente moralizadoras. De hecho, él era el único rostro que apareció siempre en todos los episodios de la serie. 


La voz en off de Serling abría cada episodio: “Abramos esta puerta con la llave de la imaginación. Tras ella encontraremos una dimensión diferente, una dimensión de sonido, una dimensión de visión, la dimensión de la mente. Estamos entrando en un mundo distinto de sueños e ideas. Estamos entrando en la dimensión desconocida”… No era exactamente lo que podía oírse en la versión original: “Hay una quinta dimensión, más allá de lo conocido por el hombre. Es una dimensión tan vasta como el especio y tan eterna como el infinito. Es el punto medio entre la luz y la sombra, entre la ciencia y la superstición y se encuentra entre el pozo de los temores del hombre y la cumbre de su conocimiento. Esta es la dimensión de la imaginación. Es el área que llamamos ‘zona oscura’”.

Salvo Serling, el resto de los actores variaban en cada entrega. Y fueron muchos los que desfilaron por su plató (la mayoría de las escenas eran rodadas en decorados de estudio). Por ahí pasaron Charles Bronson, Robert Duvall, Peter Falk, Dennis Hopper, Lartin Landeu, Elizabeth Montgomery, Leonard Nimoy, Robert Redford, Burt Reynols, Dana Andrews, Joan Blondell, Ida Lupino, Burgess Meredith, Agnes Moorehead, Mickey Rooney e incluso el veteran Buster Keaton.
La sintonía de la serie era inolvidable y estaba compuesta para aumentar la sensación de inquietud y tensión. Bernard Hermann compuso la música de la primera temporada y Marius Constant la de la segunda. Participó también Jerry Goldsmith y otros compositores de música cinematográfica de primera fila en la época. Las melodías fueron publicadas en varios LP.


VALORACIÓN Y RECOMENDACIONES

Ciertamente, si bien todos los episodios conservan su vigencia originaria, no todas las moralejas pueden ser entendidas en la actualidad. Algunas serán consideradas excesivamente moralizadoras (Serling era un hombre de profundas convicciones morales y difícilmente se hubiera adaptado a los estándares de la televisión actual) pero no se puede reprochar a la serie que no tratara de establecer en todos los episodios distinciones entre el bien y el mal, entre los comportamientos correctos (que inevitablemente acarreaban situaciones favorables para quien los protagonizaba) y comportamientos incorrectos (que causaban regularmente la perdición del que los asumía); el binomio recompensa-castigo estaba siempre presente, así como la idea religiosa de condenación-salvación. En este sentido, la serie no era solamente un espectáculo digno de verse por la calidad narrativa de sus historias, atendía también a la educación del espectador y a su moral. Esto hoy puede parecer incomprensible, pero estuvo presente en muchos guionistas de la primera época de la televisión: el nuevo medio debía de ser el canal para una nueva forma de transmisión de valores a las masas. 

Es muy importante tener presente que todos los episodios son muy diferentes entre sí. No hay dos que sean remotamente parecidos. El éxito de la serie se debía a que era justo lo contrario de un esquema repetitivo y reiterativo: cuando el espectador se sentaba ante el televisor para contemplar esta serie, nunca sabía exactamente qué iba a ver. Ni siquiera Hitchcock tuvo semejante abanico en sus temas. No es raro, por tanto, que La dimensión desconocida sea siempre recordada como una de las mejores series de televisión.

Serie que sabrán apreciar todos los amantes de las series televisivas sin excepción y sea cual sea su edad. La brevedad de cada episodio permite realizar maratones: adictiva como pocas es una serie que nunca decepciona y en la que siempre se encuentra un episodio que impresione y que sintonice más con los propios gustos, pero nunca ninguno resulta insoportable o deleznable. Es también una serie para cinéfilos que quieran contemplar a leyendas de la pantalla de los años 70-90 en sus años mozos, cuando apuntaban maneras y empezaban a mostrar sus cualidades interpretativas. El guión les permitía lucirse. 


Ficha

Título original: The Twilight Zone.
Título en España: La dimensión desconocida.
Temporadas: 5 (156 episodios autoconcluidos)
Duración episodio: 25 minutos.
Año: 1959-1964.
Temática: Thriller
Subgénero: Ciencia Ficción – Terror - Intriga.
Tema: Pequeñas historias en las que se alternan distintos géneros fantásticos con tramas carentes de lógica cartesiana y desenlaces inesperados.
Actores: Rod Serling (presentador y guionista).
Lo mejor: la sorpresa como ingrediente de cada episodio.
Lo peor: lo inactual de algunas lecciones morales que no han soportado el paso del tiempo.
Puntuación: 7
Presentación 2ª temporada (en inglés): https://youtu.be/LMDzDk_4vQs
Presentación 3ª temporada (en inglés): https://youtu.be/KK1HHY3WU48

Episodio de la serie (en español)https://youtu.be/5ymjp2uIBws

Último episodio de la serie (en inglés): https://youtu.be/TyJvMPYHLNo

¿Cómo verla?: Algunos episodios en versión original y en castellano están incluidos en youtube. En emule también pueden encontrarse. Han sido remasterizados y editados en DVD. Netflix ofrece en algunos países (Brasil, México y EEUU) la totalidad de los episodios.


Publicar un comentario en la entrada