jueves, 29 de diciembre de 2016

Columbo, el anti-look para la crisis de los 70


Las series policíacas emitidas en los años 50 y 60 tenían siempre como protagonistas a atildados detectives que ni siquiera se despeinaban en las escenas de acción. Mannix fue uno de ellos, Los cuatro hombres justos eran modelos de elegancia y lo mismo puede decirse de El Santo o de Los Vengadores, estilosos representantes de una época en la que el look empezaba ser imprescindible. Desde 77 Sunset Strip, el lujo debía ser una característica que adornara al buen espía o al perfecto detective. Y entonces, cuando el modelo ya estaba creado, aparece Colombo y, simplemente, lo destroza: para ello le bastó una gabardina raída, unos zapatos gastados, unos pantalones en los que la raya era un recuerdo, un sombrero arrugado y un puro apestoso.

COLOMBO O EL AGOTAMIENTO DE LOS MODELOS IMPECABLES

Es importante fijar las fechas en las que apareció la serie: 1971-1979. A partir de 1942, con la entrada en guerra de los EEUU, termina la crisis de 1929 que no había podido ser superada ni por el “new deal” de Roosevelt, ni siquiera por el tiempo. El interés de los EEUU en presionar a Japón y obligarle a iniciar una guerra que no podía vencer, permitió a Roosevelt introducirse en la guerra europea. Ya desde 1940, Roosevelt había comprobado que la guerra germano-inglesa había estimulado la economía de los EEUU. Los siguientes 30 años de historia económica de los EEUU fueron de crecimiento continuo (son los años que Michael Moore recuerda con nostalgia en sus vídeos en los que el salario de un trabajador servía para alimentar todo el sueño americano de una familia). 



Pero desde principios de la década de los 70, la economía parecía ralentizarse. Finalmente, la guerra del Sinaí en 1973 y el consiguiente embargo del petróleo decretado por la OPEP, significaron una recesión y el inicio de la primera gran crisis económica de la postguerra. Ese tiempo coincide con la aparición de la serie Colombo: 1971-1978 que abarca los gobiernos de Nixon, Ford y Carter. Tiempos de crisis y de unos EEUU que empezaban a desconfiar de sí mismos y que solamente volvieron a recuperar el sentido misional que les ha caracterizado con Reagan en 1980.

Los personajes de ese período ya no podían ser pulcros, impecables y estilosos. Al menos si querían tener un éxito de masas. Se imponía otro modelo que ya no podía ser el diseñado en 77 Sunset Strip. Al no estar cerca de las masas –que empezaban a tener problemas económicos- era imposible que fueran asumidos por ellas como icono de la época. Así pues, la NBC y la ABC optaron por encargar la creación de un personaje que responder mejor al tiempo que se estaba inaugurando: Watergate, retirada de Vietnam, crisis económica… 

El héroe anti-look se llamó Columbo (Colombo en su traducción española). Era fácilmente caracterizable: nada de trajes impecables, una gabardina arrugada y de color indefinido, pero en cualquier caso alejado del que tuvo un día, unos zapatos de suelas desgastadas poco lustrosos, nada de encender un cigarrillo generando glamour, un simple puro maloliente encajado en las mandíbulas y un vehículo desvencijado y abollado, fueron los rasgos que imprimieron carácter al protagonista que, para colmo, ni siquiera era un tipo atractivo, sino un actos de mirada extraña (uno de sus ojos era de vidrio), con barba de dos días, pero ensortijado revuelto e incapaz para caminar erguido, permanentemente doblado sobre sí mismo.


PETER FALK ES COLOMBO

Y, sin embargo, Peter Falk, el actor que encarnó a Colombo no era así. Simplemente, Falk hizo una creación genial del personaje que eclipsó cualquier otra de sus actuaciones previas. Daba la talla de italiano, pero, en realidad era de origen polaco. Un tumor se le llevó un ojo a los tres años de edad. En la primera parte de su vida acumuló fracasos: fue rechazado cuando intentó servir como voluntario en el ejército, tampoco consiguió trabajar para la CIA y, finalmente, acabó como funcionario. El aburrimiento le llevó a la interpretación.  Poco después, por su interpretación en Murder Inc (1960)  fue nominado por primera vez a un Oscar como Mejor Actor de Reparto. Al año siguiente repitió nominación por Un gánster para un milagro (1961). Pero su ojo de cristal le impedía descollar como galán e incluso destacar como primer actor. Siempre se cuenta sobre él la anécdota de que un directivo de Hollywood se negó a contratarlo: “Por el mismo precio tengo un actor con dos ojos”.

Su hora llegaría con el personaje atípico de Colombo. Se necesitaba un actor que, siendo agradable no fuera perfecto. Para “perfectos” ahí estaba Mannix, El Santo o cualquier otro protagonista de las series de los 60. Hacía falta un actor que, en primer lugar, supiera interpretar y en segundo lugar que pareciera despistado, olvidadizo y dejado en su aspecto físico. Falk resultó elegido y a partir de ahí la serie se convirtió en un éxito.

La serie proporcionó a Falk cuatro premios Emmy y otras cuatro nominaciones. Le hizo inmensamente rico y fue el actor de televisión mejor pagado en su época. Cuando su serie terminó siguió rodando películas hasta muy avanzada edad. Su última intervención en 2007 fue junto a Nicolas Cage y Julianne Moore en Next de Lee Tamahori. Falleció en 2011 víctima de Alzheimer.


UN RESUMEN DE LOS PROTAGONISTAS DE LAS SERIES HASTA LOS 70

Lo sorprendente de esta serie es que, inicialmente, no tuvo uno, sino dos episodios piloto (en 1968 y 1971). Cada uno de los 69 episodios filmados se hizo sin créditos comunes, como si se tratara de mediometrajes. Los productores pusieron particular énfasis en que aparecieran en cada episodio actores extremadamente conocidos en la escena televisiva. De hecho, la serie puede ser considerada como un escaparate de personajes notables que habían protagonizado otras series o que habían dejado un particular recuerdo en episodios de series no protagonizadas por ellos.

El “señor Spock” de Star Trek (1966-1969), Leonard Nimoy y su compañero en la serie Willian Shatner el “capitán Kirk”, Robert Culp el “Kelly Robinson” en Yo soy espía (1965-1968), Jack Cassidy el “Ted Baxter” del Show de Mary Tyler Moore (1970-1977), Ross Martin el inolvidable “Artemio Gordon” de Jim West y Robert Conrad, el mismísimo protagonista de la serie, Tyne Dale la “inspectora Lacey” de Cargney & Lacey (1982-1988), el siempre inquietante Patrick McGoohan protagonista de Alta tensión (1960-62 y 1964-1968) donde era “John Drake” y luego de El prisionero (1967), el Agente de CIPOL Robert Vaughn, etc, etc, etc, aparecieron, habitualmente como criminales en Colombo.

Otros actores de Hollywood que se encontraban en la cresta de la fama o en fases ascendentes de sus carreras aceptaron serlos malvados rivales de Colombo: Donald Pleasance, Louis Jourdan, Faye Donaway, Vera miles, Martn Landau, Johnny Cash, Ray Milland, Ricardo Montalbán, John Cassavetes…

Así mismo, algunos episodios fueron dirigidos por Steven Spielberg, otros por John Cassavetes y por Patrick McGoohan o Richard Quine. La serie, pues, por todo eso, puede considerarse de lujo.


VALORACIÓN Y RECOMENDACIONES

Algunos de los elementos que más interesaban en la serie no estaban presentes. Tal era el caso de la “esposa de Colombo” que era mencionada continuamente pero que nunca apareció. Resulta significativo que cuando termino la serie, algún directivo espabilado optara por realizar un spin-off titulado La señora Colombo que resultó un absoluto fracaso y casi fue recibida como una ofensa por los fans de la serie. El personaje de Colombo era demasiado redondo como para que pudiera tener secuelas (de hecho, se filmaron algunos episodios más protagonizados por Falk como películas para TV en los años siguientes y sin alterar los rasgos del personaje. Tampoco se le menciona nunca por su nombre: solamente como “Colombo”. A veces aparece con un perro sin nombre (al que llama solamente “perro”).

La serie tiene la característica de que las primeras escenas siempre tienen que ver con un asesinato al que el público asiste en directo. Es decir, desde el primer momento se sabe quién es el asesino. A partir de ahí, la tensión de la serie consiste en la presión que Colombo ejercerá sobre el criminal y que ira in crescendo a lo largo del episodio. El esquema es siempre el mismo y, a pesar de su aparente rutina, nunca terminará de cansar al espectador. 


Algunos elementos de la serie fueron recuperados en Canción Triste de Hill Street (1981-1987), en especial el ambiente sórdido que rodea a una investigación policial. Incluso en House (2004-2012) se percibe la figura de un tipo genial diferente al resto de médicos glamurosos que habían aparecido hasta entonces y que ejerce la mayéutica (el diálogo socrático) para llegar a la verdad. Cualquier personaje policial o detectivesco que resulte irritante tiene su precedente, modelo y origen en Colombo. 

La serie, a pesar del tiempo transcurrido, sigue siendo emitida de tanto en tanto por algún canal y puede comprarse en DVD. Nada más ver los primeros capítulos se percibe que su lenguaje sigue siendo actual. No ha perdido frescura e incluso lo cansino, rutinario y gualtrapa del personaje, nunca se hizo pesado. Los guiones están bien construidos y la resolución de los casos destila con bastante frecuencia, atisbos de ingenio. Los amantes de las series policíacas, encontrarán en esta un producto diferente que les convencerá; los amantes de personajes desenfadados y de Sherlocks Holmes o Hércules Poirots, más flexibles pero con la misma capacidad deductiva, disfrutarán. Y los hijos que quieran ver de lo que se nutría el tiempo de televisión de sus padres, entenderán porque a partir de aquellos años exigieron menos a sus madres y esposas que les plancharan la raya del pantalón.


Ficha

Título original: Columbo.
Título en España: Colombo.
Temporadas: 12 (69 episodios autoconcluidos)
Duración episodio: 40 minutos.
Año: 1971-1978.
Temática: Thriller
Subgénero: Crímenes.
Tema: Un brillante detective de homicidios es, al mismo tiempo, un tipo descuidado en su vida y en su look personal. Resuelve todos los casos que se le plantean sembrando preguntas aparentemente inofensivas que desesperan a los culpables.
Actores: Peter Falk.
Lo mejor: La señora Colombo
Lo peor: El spin-off titulado La Señora Colombo.
Puntuación: 7
Trailer (en inglés): https://youtu.be/LMDzDk_4vQs
Episodio de la serie (en español): https://youtu.be/0Xryl2BV8jE

Episodio de la serie (en inglés): https://youtu.be/1hxXjX57zgg
¿Cómo verla?: Algunos episodios en versión original están incluidos en youtube. En emule pueden encontrarse algunos episodios en inglés y francés. Han sido remasterizados y editados en DVD


Publicar un comentario en la entrada