lunes, 19 de diciembre de 2016

Los invasores: mire el meñique de su vecino, puede ser un extraterrestre


Era un tiempo en el que las películas de extraterrestres malvados que venían a dominar la tierra se habían convertido en habituales. Pero nunca hasta Los invasores, el tema había sido trasladado a la pequeña pantalla. Y entonces llegó “David Vicent” y se propuso luchar contra tirios y troyanos para denunciar los manejos de esta amplia conspiración. La serie, emitida en las noches de los jueves llegó inmediata y puntualmente a España. No generó el impacto que algo más de un cuarto de siglo después provocaría Expedientes X. En realidad, nadie creyó que estuviéramos siendo invadidos en los años 60, pero en los 90 muchos, en cambio, pensaron que existía una conspiración para ocultar la presencia extraterrestre… Tal es la gran diferencia entre ambas series.

UN TEMA RECURRENTE EN EL CINE

Cuando existe un enemigo, se trata de estar siempre vigilante y en guardia. No se trata solamente de poner centinelas, sino especialmente de preparar a los mentes para la confrontación. Y eso, desde los años 40, puede recurrirse a los más modernos medios de comunicación de masas: cine y televisión. No es raro, pues, que en períodos de gran tensión internacional, abunden series en las que los protagonistas se ven aquejados por peligros y conspiraciones. Generalmente, se realiza una exposición metafórica del peligro. En la postguerra dos fenómenos que no tenían absolutamente nada que ver se vieron unidos por esta fatalidad: de un lado los avistamientos de objetos volantes no identificados que proliferaron en todo el planeta; de otro la Guerra Fría. 


En los EEUU surgió la idea de que el comunismo era un movimiento al servicio de una potencia extranjera que trataba de obtener el control del país mediante la infiltración en sus altas esferas. Se trataba de una visión delirante y conspiranoica de un fenómeno muy real: la lucha entre el Este y el Oeste, entre el mundo capitalista y el comunista, entre Washington y Moscú. Pero ambos fenómenos (OVNIs y comunistas) fueron asociados en determinadas producciones cinematográficas desde los años 50.

La película-modelo de esta tendencia fue La invasión de los ladrones de cuerpos (1956) que ha sido objeto de varios remakes, el más notable el de 1978. La idea era que los terrícolas eran sustituidos por extraterrestres durante el sueño. A la mañana siguiente, bajo la cama aparecían vainas que indicaban la sustitución. Era la perífrasis simbólica del lavado de cerebro del que se decía que los comunistas eran maestros. Los extraterrestres, como los comunistas, odiaban la civilización occidental y la vida inteligente, imponían su brutalidad destructiva. La analogía fue servida en decenas de producciones surgidas en los años de la Guerra Fría.

Para entender el mensaje que transmite la serie Los invasores hay que incluirla en este orden de ideas. Resulta significativo que esta fuera una de las series que llegó más rápidamente a  TVE en aquellos años. Prácticamente en los años 50 y 60, las series las podíamos ver en nuestro país con un desfase de entre dos y cinco años desde que se habían estrenado en los EEUU. Sin embargo, ésta llegó con la puntualidad de un reloj suizo. El motivo era evidente: en 1967 se habían generalizado las algaradas en la Universidad y el sindicato clandestino Comisiones Obreras empezaba a estar presente en todas las zonas industriales. La idea de que los comunistas, travestidos de extraterrestres, se estaban infiltrando en la administración y en los organismos, no era exclusivamente norteamericana, también en España podía rendir servicios como elemento de denuncia político-social del comunismo.

ASÍ EMPEZABAN LOS INVASORES

Un arquitecto, David Vincent, transita solitario por una carretera desierta. Bruscamente percibe un destello de luz y un ruido ensordecedor: está asistiendo al aterrizaje de una nave extraterrestre. Todos los episodios de Los Invasores comienzan con este exordio repetido por la voz en off: "Los invasores, seres extraños de un planeta que se extingue. Destino: la Tierra. Propósito: adueñarse de ella. El arquitecto David Vincent los ha visto. Para él, todo empezó una noche en un camino solitario, cuando buscaba un atajo que nunca encontró... Comenzó en un merendero cerrado y abandonado, con un hombre tan fatigado que no podía seguir en viaje. Empezó con la llegada de una nave de otra galaxia. Ahora, David Vincent sabe que los invasores han llegado, que se han adaptado al aspecto humano. En alguna forma, debe convencer a un mundo incrédulo de que la pesadilla ha comenzado".


Acude a la policía a denunciar el hecho, pero aquí y, a partir de aquí, en los 43 episodios de la serie, será tomado por loco. Sólo unos pocos creen en él y gracias a ello logra poner parches a la invasión. Vincent ha percibido que los extraterrestres que nos invaden son exactamente iguales a nosotros, pero tienen rigidez en el dedo meñique y no pueden doblarlo. Este es el rasgo más característico y visible de la raza invasora; el segundo es oculto, pero no mucho más dramático: carecen de corazón, por tanto, no tienen latidos. Y cuando mueren –porque en cada episodio varios de ellos fallecen en distintas circunstancias– su cuerpo no solo deja de funcionar sino que se vaporiza dejando apenas unas cenizas como residuo.

Si tales son los rasgos del “enemigo”, el único hombre que conoce su existencia y que está dispuesto a ponerles obstáculos –el “héroe americano” que se bate siempre en inferioridad de condiciones, incomprendido, y que, inicialmente, no es más que un Quijote empujado por su obsesión de verdad, justicia y libertad– es “David Vincent”. Los extraterrestres saben que “VIncent” es su enemigo y que deben eliminarlo o de lo contrario pondrá en trance de fracasar su maquiavélico plan. Así pues, en cada episodio, Vincent será objeto de emboscadas, engaños y atentados por parte de los colonos extraterrestres. Pero en cada episodio, Vincent logrará despertar los ojos de algunos americanos honrados y vigilantes e incorporarlos a su cruzada.

ALGO SOBRE LA SERIE Y RECOMENDACIONES

Creada por Larry Cohen, showrunner y guionista que ha llevado en activo desde 1958 hasta 2006, tanto en cine como en televisión, especialmente en películas de serie B, ciencia ficción y terror. Los Invasores estuvo protagonizada en solitario por Roy Thinnes discreto actor norteamericano cuyo historial  se limita a participar en series de los años 60, especialmente, Hospital General (donde era el “doctor Phil Brewer” en la serie más longeva de la televisión que viene emitiéndose desde 1963), Un largo y ardiente verano (1967) para dar el salto definitivo a la fama por su participación protagonista en Los invasores y desaparecer luego de las pantallas, con excepción de una aparición episódica en tres capítulos de Expedientes X (interpretando a un alienígena…). Se le vio también en Star-Trek (1966-1969), Ley & Orden (1990-2010) y en películas como Hindenburg (1975) o Una mente maravllosa (2001). Su última aparición fue en 2005 como “doctor Teóhilo Peuron” en la película Los ojos de Van Gogh.


Los Invasores mantenía un notorio interés, especialmente en su primera temporada, haciéndose algo reiterativa en la segunda. Por lo demás, los trucajes y el efecto especial generado cada vez que moría un extraterrestre, pasado el impacto de los episodios iniciales, terminó siendo igualmente cansino a medida que avanzaba la serie. 

Además de los nostálgicos que la vieron en aquello hermosos años 60, Los Invasores puede resultar de mucho interés para los amantes de los thrillers conspiranoicos y para los que consumen y degustan cine sobre OVNIs y extraterrestres. Puede ser tenido como un precedente de la temática presentada en Expedientes X y como precedente de las series que llegaron después: Star Trek (1966-1969), Space 1999 [1975-1977] o UFO [1970-1971].


Ficha

Título original: The invaders.
Título en España: Los invasores.
Temporadas: 2 (43 episodios)
Duración episodio: 60 minutos.
Año: 1967-1968.
Temática: Ciencia Ficción.
Subgénero: Extraterrestres.
Tema: Las aventuras de David Vincent para denunciar una conspiración de extraterrestres que han invadido el planeta y están entre nosotros 
Actores: Roy Thinnes, Kent Smith, William Woodson, Robert Dulaine, William Windom, Lin McCarthy, Alfred Ryder.
Lo mejor: el detalle del meñique, inolvidable.
Lo peor: que era previsible siempre quien era el extraterrestre infiltrado
Puntuación: 6,5
Trailer (en inglés): https://youtu.be/PY21UCMQqXE
¿Cómo verla?: En los enlaces citados.


Publicar un comentario