lunes, 5 de diciembre de 2016

Los Ángeles Negros de la Utopía, la pieza que faltaba sobre la piratería


La primera edición del Manifiesto Comunista fue pagada –se dice– por Jean Lafitte, llamado “el último rey de Galvestown”,  cuando ya se había retirado del pirata. Ese dato quedó retenido en mi mente cuando vi por primera vez –hacia 1999– este documental francés. Todavía faltaban unos años para que Johnny Deep encarnara al “capital Sparrow” en La maldición de la Perla Negra (2003). Siempre han existido películas “de piratas” y siempre hemos dado por sentado que conocíamos lo que fue el fenómeno de la piratería. Nunca –hasta ver este documental– se nos ocurrió que podía tener un origen muy diferente al que siempre habíamos pensado.

DE DIOS AL DIABLO

Lo interesante de este documental es que da varias explicaciones al  fenómeno de la piratería a la vista de que bajo el mismo rótulo y la misma actividad se albergan fenómenos muy diferentes. Ha existido piratería desde el origen de los tiempos (siempre alguien ha querido apropiarse de lo que no era suyo y ha estado dispuesto a hacerlo por la fuerza), pero no fue sino hasta principios del siglo XVIII cuando el fenómeno adquirió la connotación que le damos hoy. Apareció en uno de los lugares más paradisíacos de la tierra: las aguas del Caribe. Fue allí en donde el Jolly Rogers (la bandera negra pirata con la calavera y las dos tibias cruzadas) apareció de la mano de Jack Rackham, Edward Teach (Barbanegra), Bartholomew Roberts (Black Bart) y demás “piratas ilustres”. Se ha atribuido a esta bandera un origen francés: sería el “jolly roger” sería el “bonito rojo” (joli rouge) aludiendo a la sangre. Pero eso supondría admitir solamente un origen francés de la piratería y olvidarnos que la bandera era rigurosamente negra con la calavera en blanco. Otra interpretación de este nombre sería la adulteración de la palabra inglesa “holy” (sagrado en inglés) en “jolly”, unida al nombre de “Rogers”, una de las formas con las que se designaba al diablo (el “old Roger”). A pesar de que el documental no entra en este tema, nos quedamos con la última explicación que abunda en la interpretación que nos da el documental sobre la piratería.


La inclusión del diablo en la temática de la piratería no se produce por lo malvado, sádico y extremadamente violento de sus acciones, sino para aludir a un sentido religioso. En efecto, una cosa es la “piratería” que se ha producido en todos los mares y en todas las épocas y otra muy diferente la que nació en el Caribe a principios del siglo XVIII. Esa fue la “época dorada de la piratería”, entre la isla de la Tortuga y las Bahamas. Los galeones españoles no fueron las únicas presas de los piratas. Buena parte de su actividad era el contrabando y, de hecho, la misma independencia de los EEUU hubiera sido impensable sin el cordón umbilical que aportaba víveres y manufacturas a las colonias rebeldes. Pero lo sorprendente es constatar que, en esa época, el grueso de la piratería estaba formado por disidentes religiosos que habían debido abandonar Europa a causa de sus ideas y soñaban con reconstruir un mundo nuevo, a partir de cero. El Caribe debía de ser el “nuevo Edén” en el que surgiría una reordenación del mundo justa e igualitaria.

LA PIRATERÍA COMO FENÓMENO SOCIOLÓGICO

El documental demuestra esta tesis desde varios puntos de vista. Uno de ellos es el famoso “contrato de caza”, documento que suscribían todos los piratas antes de embarcarse. Se preveía un reparto igualitario del botín, solamente el “cabo de marineros” (una especie de tribuno de la plebe, representante de la marinería) y el capitán recibirían una parte y media del botín, apenas algo más que el resto de la tripulación. Se reconocía que todos se embarcaban voluntariamente y que nadie era forzado a hacerlo, que podían abandonar la expedición cuando lo desearan y recibir las compensaciones en caso de sufrir algún tipo de herida o mutilación (una especie de precedente de la seguridad social). Se establecía que el rancho y las condiciones de vida serían iguales para todos. La “igualdad” aparece por primera vez como ley de una comunidad humana. Hasta ese momento, la palabra que vinculaba a los hombres entre sí era “jerarquía”.

Así pues, la tesis del documental es que fueron los disidentes religiosos expulsados de Europa (del Reino Unido y de Holanda, especialmente) los que llevaron la “utopía igualitaria” al Caribe. Se trataba de un proyecto que tenía una dimensión tanto religiosa como política. Poco a poco, la dimensión trascendente y mítica fue perdiendo sentido, pero se mantuvo entre aquella comunidad excretada de Europa, el sentido final: la idea de crear un mundo nuevo, vivir según los propios ideales, no tolerar ninguna autoridad y crear una sociedad libre e igualitaria. Para mantenerla consideraban que era lícito apropiarse de lo ajeno y utilizarlo para ese proyecto.



DANIEL DEFOE COMO EJEMPLO

En su tramo final el documental expone cuál fue su fuente primaria de información: las obras de Daniel Defoe (1659-1731). Defoe es autor de dos libros que tienen mucho que ver con esta temática: en su Robinson Crusoe, expone, precisamente, la idea de cómo construir un mundo ideal partiendo de cero. Pero, Defoe es también autor de otra obra menos conocida: La historia de los piratas ilustres en donde está patente el origen de la piratería caribeña como fenómeno de disidencia religiosa. Y debía de saberlo, porque él mismo era uno de esos disidentes político-religiosos y gustaba considerarse como tal. Sus libros Carta a un disidente, de su amigo en La Haya o El camino más corto con los disidentes, le valieron el ser condenado a la picota durante tres días y una estancia en prisión.

Vale la pena repasa toda la obra de Defoe para dar credibilidad a la tesis de Los ángeles negros de la Utopía, hasta el punto de que parece increíble que un origen tan evidente del fenómeno no haya sido integrado en las historias de la piratería. Hemos tenido que esperar a este documental para advertir que la piratería no tenía solamente como motor la conquista del oro, sino el tránsito hacia una nueva sociedad. Y así se entiende lo ya dicho sobre el apoyo de los piratas del Caribe a la independencia de los EEUU y el que Lafitte financiara el Manifiesto Comunista. 

El propio recorrido vital de Defoe va en esa dirección: sus padres, presbiterianos disidentes, estaban contra la Iglesia Anglicana y el propio autor de Robinson Crusoe se nutrió desde joven con las ideas religiosas de Charles Morton, para luego emprender un camino aventurero que le llevaría a Cádiz, Oporto y Lisboa. En su obra Historia Política del Diablo, considera diabólico todo lo que tiene que ver con la Iglesia Católica pero no desde el punto de vista ateo, sino que sugiere un “retorno a los orígenes”.

Por lo demás, el documental recuerda que las utopías marítimas de los piratas fracasaron siempre…


UN DOCUMENTAL PARA APRENDER MUCHO SOBRE LA PIRATERIA

Los ángeles negro del Apocalipsis es algo más que un complemento erudito para el ciclo Piratas del Caribe. Es una fuente de conocimientos sobre el tema que, en menos de una hora, ilumina muchos aspectos oscuros o simplemente desconocidos de la piratería. Después de verlo, tendremos un punto de vista mucho más amplio sobre el fenómeno. No es el único documental sobre piratas –la historia del fenómeno ha sido tratado en distintas ocasiones: documental Piratas en el mar del Caribe, la serie Los auténticos piratas del Caribe, Historia de la humanidad: los piratas, etc–, pero, sin duda, es el Los ángeles negros de la Utopía en donde encontraremos referencias más sorprendentes y una interpretación integral al origen del fenómeno en el siglo XVIII.

Si a usted le gusta el “cine de piratas”, si quiere ir más allá de las películas de Johnny Deep, si le interesa el fenómeno y quiere conocer mejor la historia, si alguna vez se ha bañado en aguas el Caribe y ha notado allí un mar diferente, casi edénico y primordial, este documental le hará pasar casi una hora extremadamente agradable y aprenderá en ese tiempo mucho más sobre la historia de la piratería de lo que sabía hasta ese momento. Y si cree que, habitualmente, la realidad supera a la ficción, este documental le confirmará en esa creencia.


FICHA:

Título original: Les Anges Noirs de l’Utopie
Título en España: Los ángeles negros de la utopía.
Duración episodio: 47 minutos
Año: 1997
Temática: Estudio sobre la piratería, especialmente en el Caribe y sobre su origen a partir de los disidentes religiosos ingleses del siglo XVII
Género: Documental.
Subgénero: Piratería.
Director: Michel Viotte y Michel Le Bris
Lo mejor: el ver a la piratería como un fenómeno místico más que como forma de delincuencia.
Lo peor: quedan muchas elementos en el tintero.
Puntuación: 7
Ver el documental (en francés): https://vimeo.com/9464126
Ver el documental (en castellano): https://www.youtube.com/watch?v=Fg2Mzy_a5tA

¿Cómo verlo?: Puede verse en los enlaces indicados.
Publicar un comentario en la entrada