martes, 27 de diciembre de 2016

Ivanhoe… si no fue la primera serie, fue de las primeras


por Harry Palmer Junior

En 1952, la película Ivanhoe protagonizada por Robert Taylor, Elizabeth Taylor y Joan Fontaine, había acaparado nominaciones a los Oscars de ese año y a los Globos de Oro. Seis años después, el eco no se había extinguió y cuando el canal inglés ITV pensó en una serie para jóvenes recuperó el personaje de la novela de Walther Scott y filmó 39 episodios de una curiosa serie que fue de las primeras emitidas por Televisión Española. Allí encontramos a un jovencísimo y casi irreconocible Roger Moore bajo el yelmo medieval, que aun no pensaba en ser James Bond, ni siquiera Simon Templar, El Santo.

UN RECUERDO DE LA INFANCIA

En una web sobre series históricas parece algo fuera de lugar personalizar la crítica con recuerdos la infancia, pero en esta ocasión no me resisto a la tentación. Les contaré un recuerdo muy nítido de mi infancia. Mi padre –que se apuntaba el primero a todas las innovaciones tecnológicas- había comprado un televisor Philips en Barcelona antes de que empezara a emitirse imágenes del nuevo medio desde el repetidor del Tibidabo y desde los estudios de Miramar en Montjuich. Fue solamente en 1956 cuando TVE había comenzado a emitir regularmente pero solamente en Madrid y alrededores. Primero, una extraña antena apareció en la Torre de las Aguas que tantas veces había visto en el Tibidabo. El No-Do dio cuenta de la colocación (ver enlace) en diciembre de 1958. 


Para Navidades de ese año, ya teníamos instalado el armatoste Philips, casi un armario con dos puertas de no más de 40 cm de pantalla (y que, para colmo había que ver a 3 metros de distancia)… sólo que no se veía nada. Un día, moviendo canales, hacia el medio día, debió ser un sábado, apareció una imagen gris y rallada, casi una mancha que se diferenciaba poco de un canal muerto: la imagen no duró más de 2 minutos. Debió ser en la primavera de 1959 y hasta hace poco no supe a que correspondían aquellas pocas escenas en las que se veía a un individuo estrafalario (el mago Merlin) en lo alto de un risco, fundiendo con su varita a unos malvados. En la escena siguiente, un grupo de villanos medievales se proveían de hachas. Ahí se cortó la imagen y no hubo forma de recuperarla.

No hace mucho comprobé que aquellas primeras imágenes que vi cuando apenas tenía 6 años correspondían a la serie Ivanhoe, que si bien no fue la primera que pudo verse en España, si fue la primera que llevó al Ensanche barcelonés…

UNA GENERACIÓN TRAUMATIZADA POR EL CAPITÁN TRUENO

En 1956, al calor de la película Ivanhoe, había aparecido el personaje de El Capitán Trueno que prolongó su cita semanal en los kioscos hasta 1968. A diferencia de El guerrero del antifaz, un cómic de posguerra (1943-1966), el nuevo personaje estaba inspirado en aquella película e incorporaba aires europeos (no es por casualidad que la amada del protagonista fuera “Sigrid reina de Thule”. Lo cierto es que, entre ambos ciclos de aventuras, los niños y adolescentes de aquellos años estaban predispuestos a ver una serie de televisión en la que personajes parecidos se movieran y evolucionaran en medio de aventuras sin fin. Ivanhoe era un personaje inspirado en el ciclo de la Tabla Redonda. En sus rasgos se vislumbras los propios de Lancelot du Lac o de Perceval de Gales, de Sir Gawain o de Sir Galahad, reinterpretados por Walter Scott, un noble empobrecido creador del género histórico. Puede ser considerado como un autor romántico, nostálgico de un tiempo pasado que es consciente no volverá y con la nostalgia propia de alguien que quiere evadirse de su triste presente.


Cuando lo niños de los años 40 y 50 crecíamos, la lectura ocupaba un tiempo importante en nuestro ocio. Primero cómics (“tebeos”), luego novelas ilustradas y, finalmente, libros de aventuras: Ivanhoe era un tránsito casi obligado. En el Reino Unido, las cosas eran algo diferentes: el personaje era algo así como el Principe Valiente, personaje que unía la epopeya del Rey Arturo con el Ivanhoe de Scott. Sea como fuere, en toda Europa los más jóvenes mirábamos hacia el pasado con la sensación de que en aquella época, si era posible vivir aventuras.

DONDE IVANHOE ES ROGER MOORE

Sabemos, pues de qué trata esta serie (la Inglaterra del siglo XII inmersa en el conflicto entre Juan Sin tierra y Ricardo Corazón de León), sabemos también de dónde procedió su inspiración originaria (de la novela de Walter Scott), qué decidió su emisión (el éxito de la película del mismo título proyectada en 1952) y cuál era el clima de los adolescentes de los años 50 (consumidores de cómics y de literatura heroica ambientada en el Medievo). Queda ahora decir algo sobre la serie y sus protagonistas.

Sorprende especialmente el que comprobar que el protagonista es un jovencísimo Roger Moore que, sin embargo no era tan joven como parecía: nacido en 1927, tenía en el momento e iniciarse la filmación de esta serie 29 años. Hasta ese momento, solamente había ejercido como modelo (de dentífricos y géneros de punto) y solamente había aparecido en televisión en 1949 en una obra de teatro realizada en directo. En 1954 firmaría un contrato con la Metro que le llevaría a películas mediocres y papeles de segunda fila. No le fue muy bien y a los dos años regresaba a Europa para participar en algunas series televisivas (Alfred Hitchcock presenta, El tercer hombre) fue requerido para interpretara Sir Wilfrid de Ivanhoe. Aquella fue su consagración en la pequeña pantalla (a la que seguirían Alaskans [1959-1960], Maverick [1960-1961], hasta llegar a El Santo [1961-1969] que alcanzaría su cénit como actor de televisión y Los persuasores [1971-1972] su última intervención como protagonista de una serie televisiva).


Ivanhoe es la gran interpretación de Moore: más natural que en El Santo, más brillante que en Alaskans y mucho más expontáneo que en Maverik, Ivanhoe es un trabajo de un actor que acaba de retornar de Hollywood sin el éxito bajo el brazo y que se esfuerza por realizar un trabajo brillante. Moore estuvo acompañado por una muy buena “cuadrilla”: el papel de fiel escudero estaba interpretado por un actor de carácter, Robert Brown (1921-2003) con el que luego coincidió en tres episodios de la serie 007 (La espía que me amó [1977], Octopussy [1983] y Panorama para matar [1985]) en el papel de “Almirante Hargreaves”, jefe de la inteligencia británica y sucesor de “M”.

Los dos hermanos enemigos, Ricardo Corazón de León y Juan Sin Tierra estaban representados respectivamente por Ruce Seton y Andrew Keir, ambos extremadamente conocidos en la escena anglosajona de los años 50-70.
Habitualmente, lo que el público que la vio mejor recuerda es el tema musical y la canción interprentada. Esta era su letra: Ivanhoe, Ivanhoe | Uno al lado del que estamos orgullosos de montar con Ivanhoe | En su llamada que vienen a ayudar a cabalgar a lo largo | La canción que canta la canción es libre y alegre | Ivanhoe, Ivanhoe | Lo largo y ancho del campo saben | Hay libertad en su bandera | Justicia en su espada | Donde la tiranía es el señor | Rico y pobre | Juntos vamos | Adelante con Ivanhoe | Con I-van-hoe.

VALORACIÓN Y RECOMENDACIONES

La serie hubiera podido estirarse un par de temporadas más, pero Roger Moore, al que seguía tentándole Hollywood, firmó un contrato con la Warner para filmar The Miracle (1959) y volvió a cruzar el Atlántico. Esto supuso el fin de la serie. Se había tratado de un producto por el que la ITV apostó fuerte: más cara que cualquier otra producía hasta entonces en el Reino Unido, frecuentemente habían contratado a “actores invitados” (el más notable de todos ellos Christopher Lee). Hoy es una serie prácticamente inencontrable, no ha sido editada en DVD y solamente se encuentran algunos episodios en inglés en youtube, por tanto es difícil recomendarla, a la vista de las dificultades para visionarla.

Nos limitamos, pues, a mencionarla para aquellos que la vieron en el momento en el que se estrenó (que no seremos más que unos pocos miles a la vista de que hace 58-60 años, el número de televisores en España, era mínimo y la programación solamente llegaba a Madrid y alrededores y con dificultades a Barcelona. Sin embargo, el escuchar el tema musical de la serie y algunas escenas, es fácil reconocerla. Así pues, es una serie para nostálgicos y para coleccionistas de lo insólito.



Ficha

Título original: Ivanhoe.
Título en España:Ivanhoe.
Temporadas: 2 (39 episodios autoconcluidos)
Duración episodio: 25 minutos.
Año: 1958-1959.
Temática: Ficción.
Subgénero: Histórica – Medieval – Novelesca.
Tema: El heroico caballero inglés, Ivanhoe, lucha por el mantenimiento del orden y de la justicia en la Inglaterra del siglo XII cuando Ricardo Corazón de León está en las Cruzadas y su hermano Juan Sin Tierra instaura una dictadura personal.
Actores: Roger Moore, Robert Brown, Peter Gilmore, Andrw Keir, John Pike, Bruce Seton, Anthony Dawson, Norah Gorsen, Henri Vidon.
Lo mejor: las escenas de torneos y el tema musical
Lo peor: lo sumario de los guiones.
Puntuación: 7
Introducción serie: https://youtu.be/JRIb8vP_8Vo
Trailer (en inglés):  https://youtu.be/weNhkiLJpU4

Primer episodio de la serie (en inglés): https://youtu.be/dBFX9jDkhGU
¿Cómo verla?: Algunos episodios en versión original están incluidos en youtube. En emule pueden encontrarse algunos episodios en inglés y francés.
Publicar un comentario