jueves, 10 de noviembre de 2016

Las Aventuras del joven Indiana Jones


Es posible que pocas series hayan sido tan controvertidas como ésta. Nacida al calor de la trilogía de Indiana Jones, como una precuela, la serie recibió elogios de un sector de la crítica y ataques inmisericordes por otro sector; así mismo, el público no la acogió de manera unánime: hubo, también, división de opiniones. Con el paso del tiempo, quienes la amaron, han tendido a convertirla en serie culto; los que denostaban de ella, simplemente, la han olvidado. Todo depende de lo que se esperase de ella. 

Escrita, como los largometrajes protagonizados por Indiana Jones, en clave de comedia, por nuestra parte, consideramos que en ciertos aspectos esta serie es superior. Y esto por un simple motivo: mientras que las tres películas protagonizadas por Harrison Ford, son puro divertimento, aventura por la aventura (a veces disparatada, en otras sin pies ni cabeza), sin ningún tipo de ambición más allá que la de entretener y sobresaltar al público, en cambio cada episodio de la precuela (es decir, de la serie que trata sobre el tiempo anterior al que mostraron los largometrajes), además de estos elementos, el espectador aprende datos sobre la historia de los primeros años del siglo XX. Seguir leyendo...
Publicar un comentario en la entrada