miércoles, 23 de noviembre de 2016

El Tirador, un falso culpable que donde pone el ojo, pone la bala


El 21 de noviembre de 2016, Netflix ha estrenado en España una serie que había empezado a proyectarse en EEUU sólo una semana antes. Podemos hablar, pues, casi de un “estreno simultáneo”. Sería de desear que esta práctica pasara a otras series a la vista de que el espectador debe proveerse de paciencia para verlas en España o bien cuyas últimas temporadas se retrasan obligando a la audiencia a buscarlas a través de bitTorrent o eMule. De momento, El tirador (Shooter en EEUU) no ha recibido muy buenas críticas en los EEUU. Algo más de la mitad de los comentarios publicados han resultado negativos. 

ATENTADO AL PRESIDENTE – MARINE – FALSO CULPABLE

Quizás lo más cuestionable de esta serie sea el tema: en demasiadas ocasiones se ha insistido en el tema de un antiguo soldado de “operaciones especiales” que resulta ser el chivo expiatorio de un atentado contra el presidente de los EEUU. Por otra parte, el hecho de que esta serie se emita justo al conocer el resultado de las elecciones norteamericanas, en las que Donald Trump, sorprendentemente, se hizo con la victoria, no es, desde luego, el mejor augurio para el vencedor. Así mismo, la serie ha sufrido distintos retrasos causados por episodios de violencia y tiroteos que han sembrado la alarma en la sociedad norteamericana. En efecto, la primera fecha en la que estaba previsto emitir el piloto, 16 de julio, fue pospuesta para dejar que se enfriara en Dallas el asesinato de cinco policías blancos (y heridas a otros nueve) que había tenido lugar el 7 de julio anterior. 

Decíamos que el tema no es en absoluto original. Tenemos la sensación de que se nos escapa alguna película en la que el presidente de los EEUU sea objeto de un atentado y un marine se coma, literalmente, “el marrón”, pero podemos recordar, a bote pronto, En el punto de mira (2008), Shooter: el tirador (2007), Asesinato en la Casa Blanca (1997), Conspiración en la sombra (1997)… Casi estamos seguros de que, con estos antecedentes, si Donald Trump sufre un atentado en los próximos cuatro años, sin duda, se planificará con estos parámetros. Muerto por francotirador y apuntando todas las evidencias hacia un falso culpable. ¿Hay que recordar que el propio Lee Harvey Oswald había sido marine de los EEUU?



LA NOVELA DE STEPHEN HUNTER COMO IDEA ORIGINAL

La serie El tirador está basada en la novela Point of Impact de Stephen Hunter que ya había sido llevada al cine en 2007 (Shooter: el tirador) protagonizada por Mark Wahlberg. La película recibió críticas en todos los sentidos. Fue atacada por su orientación política, considerada como “muy de izquierdas”, al presentar como “malo–malísimo” a un senador cuyos rasgos apenas encubrían al vicepresidente Dick Cheney. En lo que se refiere a la trama fue definida, simplemente, como “inverosímil”. Con todo, los ingresos por taquilla de esta versión para la gran pantalla supusieron el doble de la inversión y la productora pudo darse con un canto en los dientes.  

La novela de Hunter cuenta la historia de “Bob Lee Swagger”, francotirador del Cuerpo de Marines de los EEUU que ya había aparecido antes en una novela anterior en otras novelas del mismo autor. Se trata de un personaje ficticio, sargento veterano de la guerra del Vietnam y experto tirador dotado de una precisión asombrosa. Cuenta el autor que su personaje llegó a matar a 80 enemigos al quedar aislado con otro compañero (tampoco es nada del otro mundo si tenemos en cuenta que el muy real Simo Häyhä, francotirador finlandés, acertó en la cabeza de 505 soldados soviéticos en los 100 días que duró la guerra ruso–finlandesa de 1939…). Casado, padre de familia y viviendo una existencia reposada, súbitamente se ve envuelto en la conspiración para asesinar al presidente. Su archienemigo es un tal “Solotov”, un tirador soviético (que en la serie pasa a ser checheno) que ha matado a su compañero en los marines y que, en el colmo de la desfachatez anuncia el día y la hora en que asesinará al presidente de los EEUU… 



LO CONOCIDO Y LO ORIGINAL EN EL TIRADOR

Con este planteamiento, no puede extrañar que la serie haya sido considerada como “inverosímil”. Ni siquiera el lema utilizado por el francotirador –“Una bala es para siempre”– resulta excesivamente original. Clint Eastwood expresa una idea parecida en Sin perdón (1992) cuando describe como ha visto su trabajo anterior como pistolero: “Cuanto matas a un hombre se lo quitas todo”. En algunos momentos, nos ha recordado al malhadado remake de El Chacal (1997) cuyo protagonista, Bruce Willis, tiene la misma habilidad con el rifle. La diferencia es que Willis no encarna a un falso culpable sino a un sicario de tomo y lomo. Pero algunas escenas están directamente inspiradas en esta película que tenía solamente con la versión original de 1973 dirigida por Fred Zinnemann, sólo el título.

El análisis que realiza el francotirador para prever por dónde pueden venir los tiros contra el presidente figura entre lo más imaginativo de la película. E incluso, diríamos, entre lo único novedoso. Hasta ahora, el resto sigue por las pautas tradicionales del género. 


DOS ACTORES CON RECORRIDO TELEVISIVO

Ryan Phillippe encarna el papel protagonista. No da la imagen de tirador inmisericorde, ni mucho menos de miembro del cuerpo de marines. Sin embargo va por los cuarenta y lleva un cuarto de siglo participando en producciones para la pantalla grande y para distintas teleseries.  Desde 2011, además de interpretar, se dedica a la dirección. Hizo un buen trabajo –precisamente a las órdenes de Clint Eastwood– en Banderas de nuestros padres (2006), apareció como protagonista en la serie Secretos y Mentiras (2015) que está siendo proyectada en estos momentos en Tele 5 y que en EEUU cosechó críticas en ambos sentidos. También tuvo un papel relevante en Damages (2007–2012) emitida por el Canal+ y Canal Plus HD. Quizás no haya sido la mejor elección para un papel en el que se requería a un actor con aspecto más de tipo duro y para un oficio como el de francotirador en el que difícilmente encontraríamos miradas a lo boy–scout

En el papel de hombre del Servicio Secreto que recluta al tirador, nos encontramos al que fuera “Eric Foreman” en la serie Doctor House (2004–2012), es decir al actor afroamericano Omar Epps, quien muestra de nuevo sus cualidades y su capacidad de adaptación a cualquier papel y situación. 

SE LA RECOMENDAMOS A…

La serie es de las que pueden satisfacer a quienes busquen thrillers y no les importe mucho la originalidad del argumento. Indica también el estado de la sociedad norteamericana, atemorizada por el inusitado parque de armas de fuego en manos de la población (tanto de los “buenos” como del los “malos”), gustará por tanto a los que quieran tomar el pulso a aquella sociedad. Si usted, desde la lejanía es admirador de la Sociedad de Amigos del Rifle, esta película le gustará particularmente y si desea entretenimiento y acción, puede recurrir a esta propuesta. 



Ficha

Título original: Shooter.
Título en España: El tirador.
Duración episodio: 55 minutos.
Año: 2016.
Temática: Thriller.
Subgénero: Acción.
Tema: Un francotirador experto trata de evitar un atentado contra el Presidente de los EEUU .
Actores: Ryan Phillippe, Cynthia Addai–Robinson, Omar Epps, Eddie McClintock, Tembi Locke, Shantel VanSanten, David Marciano, Sean Cameron Michael.
Lo mejor: la demostración que ser tirador es un arte.
Lo peor: el tema del falso culpable está demasiado visto.
Puntuación: 6,5
Web oficial en castellano:  https://www.netflix.com/es/title/80109194  

¿Cómo verlo?: Se emite a través de Netflix. Puede bajarse en versión original en programas P2P.
Publicar un comentario en la entrada