domingo, 2 de octubre de 2011

5 países tienen las cerillas encendidas para ... hervir el Polo Norte


De momento Rusia, Canadá, Dinamarca, Noruega y Estados Unidos están por la labor de que el cambio climático siga en la misma línea. Mientras el mundo buscando soluciones para que... los polos no se derritan.
Todos están mirando de convertir el Polo Norte en un tablero de ajedrez de una superficie imaginaria como si fueran gajos de una naranja.
¿Porqué quieren derretir el Polo Norte? para hacerlo navegable. ¿Navegable, porqué? para reclamar el mayor territorio posible del fondo marino, cartografiando las montañas submarinas. Por lo pronto, hay intereses en la superficie y en las profundidades, dado que el Artico es una gran océano circular vallado por masas de tierra. Un corralito de agua del tamaño, 28 veces España. 
Las hipotéticas rutas marítimas acortarían espectacularmente las distancias Un anhelo muy deseado por el hombre del siglo XVIII y XIX, conectar el Pacífico con el Atlántico. 
Si lo que acabo de decir es muy apetecible. El plato fuerte se encuentra en las profundidades... oro, diamantes, petróleo, gas, etc.

Mientras se derrite el polo, los países están entretenidos.
Cartografiar el fondo del Polo Norte está quitando el sueño a Rusia que reclama una importante cantidad de kilómetros. Dinamarca y Estados Unidos prefieren ir de la mano investigando partes no cartografiadas del océano próximas a sus costas, eso dicen. A Dinamarca le interesa 1.600 kilómetros, en los que se encuentra la cordillera de Lomonosov, !Atención al dato de valoración!: "geológicamente ligada a Groenlandia"... por lo tanto Dinamarca, con un par de golpes en la mesa, dice que el Polo Norte es de los daneses.
EEUU reclama una porción mayor que el tamaño de California pero lo está haciendo con 3 grandes rompehielos que les falta chapa, pintura y una brújula en condiciones . 
Canadá reclama otra enorme área y de momento destina 1.500 soldados a patrullar las zonas más remotas del Artico + el satélite Radarsat 2. Mantiene una disputa con Dinamarca por una isla deshabitada, la isla Hans, situada en el canal  Kennedy, en el estrecho de Naves.  
Rusia había heredado de la antigua URSS 15 rompehielos atómicos hechos polvo, abandonados. Está construyendo 6 nuevos. El rompehielos nuclear Rossía, lleva a bordo 2 minis-submarinos Mir-1-Mir2 que realizarán inmersiones de más de 4.000 metros de profundidad... posiblemente se encontrarán con los daneses y su cordillera de Lomonosov. ¿Guerra Polar?. Rusia de momento tiene 2 brigadas militares especiales para defender en caso necesario los intereses rusos en el Artico. 
Groenlandia realiza prospecciones de gas y Noruega extrae hidrocarburos en la zona norte de su territorio. Actividad que lleva realizando desde 1971 en el Mar del Norte
La capacidad de cada uno de los países, están siendo visibles, al tener que comer todos del mismo plato con distinta cuchara. Nadie quiere ser el peor cuchillo afilado que está en el cajón. 
Resumiendo, los países mencionados tienen una batalla geoestratégica de alto nivel dónde el calentamiento global es una oportunidad que permitirá extraer el gas y el petróleo del fondo marino, sacar minerales, acceder a nuevos bancos de pesca, aumentar las rutas de transporte, el turismo y el tránsito de personas. Para todo ello, hay pactos estratégicos cuya finalidad es terminar con las disputas territoriales y empezar a trabajar sobre el Artico. Todo con tal de empujar fuera del tablero de ajedrez a importantes jugadores. Un ejemplo es el acuerdo, para localizar petróleo, entre Rusia y Noruega, después de 40 años de tensión en la frontera del Mar de Barents, ó el tratado de 1990 que tiene EEUU y la antigua URSS que dividieron el Mar de Bering entre Alaska y Siberia.   

Para hacer un estudio de un ártico habitable, la ciudad de Tromso en Noruega es un ejemplo muy atractivo, porque se beneficia por la corriente del Atlántico norte que trae agua cálida del Ecuador.
En el mes de junio puede uno caminar en pantalón corto y camiseta con un sol que sitúa la temperatura a 20º ya que la luz no se va en 24 horas. Hay sol de medianoche y la nieve se derrite ante una primavera de bosques.
Tromso es una ciudad de 70.000 habitantes, con aeropuerto, ferrys, carreteras, universidad con 8.000 alumnos y empresas e institutos de I+D. Hay personas de 130 países trabajando en el pescado y el petróleo. 
La pregunta es sí toda ésta actividad industrial superará los retos y los misterios de zonas que habían estado libre de actividad humana hasta ahora. 
   
El científico Chilin-garof, perdón Artur Chilingarov dirigió una expedición y en Agosto de 2007 colocó una bandera rusa... de titanio, en el fondo marino para reclamar una burrada de kilómetros. Me imagino esa bandera con algún accesorio tipo Smiley (la sonrisa amarilla), una botella de vodka, y un mensaje dentro de una muñeca rusa.

A estas alturas de la explicación es fácil saber que no he hablado de China, que en el Polo Norte sería más propio llamarle... el silencioso Dragón de Nieve. También entra y avanza en la lucha de territorios árticos. La razón básica es que sus actuales rutas marítimas sufren, como tantos otros países del mundo, la piratería de las costas de Africa. Riesgos que implican pérdidas millonarias.
China está interesada en tener un papel + activo como es la de dedicar abundantes recursos para crear los más avanzados laboratorios del mundo en investigación. Está queriendo seducir al gobierno de Nicaragua para que participe en un canal interoceánico para sus buques Post-Panamax. 
Las ambiciones chinas están causando alarma dado el status de potencia mundial. Buscará asociarse a Canadá, Dinamarca y Noruega para equilibrar el poder de Rusia. China teme que los rusos se pongan en plan... "ahora pasas"... "ahora no pasas", ah! sin olvidar que "si pasas" será a precio de oro. 
En fin, todos acuden a la llamada del Polo Norte barnizados de proyectos... caballos de Troya apunto de hacer "Pop" como una palomita de maíz. Algunos de investigación, otros de plataformas petrolíferas que es como ganar terrero al mar y otro método es enviar a multimillonarios chinos a comprar terrenos como la aventura de un tal Juan Hubo. Con 200 millones de dólares quería comprar 300 km. de Islandia en su zona noreste para construir un centro turístico. Si claro! y luego construir un túnel con ascensor para llegar a las bolsas de gas, petróleo ú oro y diamantes. Aunque estoy segura que antes se encontraría con la bandera rusa de titanio de tal Chilingarov y la sonrisa de Smiley. 
China compra tierras por el mundo entero y ese comportamiento de "victim fashion inmobiliario" tiene consecuencias estratégicas internacionales. 
Lo cierto es que desconozco si las avanzadas tecnologías de hoy en día están diseñadas para penetrar en lo más profundo del Océano Artico. 
Publicar un comentario en la entrada