miércoles, 7 de septiembre de 2011

El 4 de noviembre de 2011 se abrirán las puertas de la Mars500


Si, ya sé que son muchos los aficionados a "Supervivientes", a "Gran Hermano" ó a la "Granja Denosequé". Están de suerte. Unos porque participan y otros, espectadores, porque ponen a trabajar las neuronas espejo.
Esos programas parecen ideas inocentes para espectadores que cotizarán en audiencia, pero después de saber que los 6 tripulantes de la misión Mars500 han superado con distancia a Valeri Polyakov... intuyo ciertas connotaciones de preparación, para un posible futuro que está a la vuelta de la esquina saliendo por la cara oculta de la Luna. 
Programas lúdicos de pseudo-aislamiento, buscando la selección natural o a la inversa, de individuos capaces de superar con fuerza o con paciencia, con trucos psicológicos o con estrategias de destrucción del rival más fuerte.
De la Mars500 de momento se sabe lo poco que Diego Urbina en Twitter o en un vídeos en Youtube y Roman Charles, nos quieren contar.
Los estudios científicos y sus conclusiones, de momento, no son de dominio público. Aunque si, de lógica, están estudiando todas las fases por las que tendrán que pasar los astronautas del futuro.
Quieren ver cómo se soportan 6 personas conviviendo 18 meses en un viaje de gran duración, viaje de ida, estancia y vuelta. Ante un problema deben asumir que no se podría volver a La Tierra y se dice pronto, ni mandar naves al rescate. ¿Cómo influiría esta determinación? Primeramente afrontando y resolviendo cualquier emergencia abordo, con la sola ayuda a través de las comunicaciones.
Imaginemos como sería el viaje "despiertos". Y digo despiertos porque otra posibilidad sería las técnicas de crionización, "dormirlos muy fresquitos", hasta llegar a Marte.
Venga pensemos... el equipo debería estar formado por expertos en varios campos, desde tripular la nave, arreglar averías de electricidad, electrónica e informática hasta expertos en salud mental y física. Incluso en la capacidad de realizar intervenciones quirúrgicas, expertos en estudiar la adaptación de especies animales y vegetales llevados desde La Tierra, que sirvieran para la alimentación a futuras expediciones a Marte. En principio los profesionales expertos en psicología y biología serían también muy valorados. Todo con tal de no llegar a las manos ó al asesinato... por eso el número de 6 tripulantes. Es obvio que la selección ha de ser meticulosa. 
Un tema importante... la ausencia de gravedad y la elevada radiación durante tanto tiempo. Sin descartar la posibilidad de crear gravedad artificial dentro de la nave. ¿Hasta qué punto determinará la morfología de los tripulantes? 
Todo el camino recorrido sería con la finalidad de crear y montar una base con un gran número de personas y por tiempo indefinido. 
Claro todo es posible, no contando los años con los dedos de la mano sino con milenios, dado que en ese tiempo se abría conseguido modificar la atmósfera y el clima de Marte sin tener que utilizar trajes espaciales.
¿Cómo serían los humanos? Humanos ó dada las secuelas de las mutaciones marcianas... ¿otra nueva raza?. A ver se podrían llamar "Marthums". ¿De qué color tendrían la piel? ¿sería tan gruesa como un elefante? ¿beberían agua o un gel de color azul?
Después de 438 días que pasó Poliakov en el espacio, en la estación rusa Mir 1994-1995, afirma que viajar a Marte podría dar por finiquitadas las funciones sexuales de los hombres, causadas por los años de radiación cósmica, la falta de calcio y la atrofia muscular. Una misión prolongada en el espacio destruye la función reproductiva de los hombres. Iba a decir puede destruir pero Poliakov, intuyo que lo sabe perfectamente. Va a ser que no me sorprende esta cuestión porque, es aquí y ahora que los hombres que cultivan el campo sufren de esta anomalía, con los pesticidas, abonos y fertilizantes. Productos químicos de cualquier índole que impregnan su piel o respiran.
Volviendo a Mars500, la misión que representa un viaje de ida y vuelta a Marte, resulta inquietante y fascinante. El terreno inexplorado de las consecuencias del impacto físico y psicológico, está congestionado de datos imprescindibles.
Afrontan la recta final hasta el 4 de Noviembre. Se sabe que nadan en la monotonía, en el aislamiento sensorial, la falta de luz natural, buscando nuevas formas de mantenerse tranquilos y motivados... en experimentos científicos o en el "Día de la Limpieza" de la "nave" instalada en el jardín. Bueno, la nave es una caja metálica sin ventanas. Hacen fotos, escriben diarios o hacen vídeos. Todo, todo a la espera de respirar aire fresco y sentir los abrazos intensos de sus familiares y amigos ó a lo mejor una "colleja" de algún científico.
Publicar un comentario en la entrada