jueves, 14 de abril de 2011

Nos dejamos "Estafar" cuando compramos




Si, así de simple es esta afirmación. Llevo tiempo verificando que existe un comportamiento aceptado por los supermercados de las grandes superfícies, los medios y por que no, los pequeños, tipo los mercadillos de cada pueblo.
Los precios que figuran en las estanterías, los productos no están, "distraidamente", actualizados en los ordenadores de las cajas.
¿Qué ocurre? que si te molestas en memorizar los precios verás que al llegar a caja, mientras leen con "láser" tus productos, ves que no es el mismo precio que estaba en la estantería. ¿Pasa en todos? a ver, en todos no pero siempre hay alguno que no coincide... y ahí han pillado.
He llegado a pensar que este comportamiento se ha instalado dada nuestra "buena fé, nuestra confianza" en que todo el trabajo informático de actualizar los precios cada dia, es correcto.
¿Qué ganan los supermercados? que nosotros paguemos los pequeños hurtos que realizan otros, la falta de beneficios, etc.
Somo observados y analizados gracias a los estudios de mercado y comportamientos sociales. Silenciosamente se implementan costumbres para los que no están despiertos, en alerta.
Cuando compramos con nuestro dinero, ¿porque confiamos que el cambio de monedas y billetes es correcto? ¿Lo comprobamos? ¿Lo ponemos en el monedero tal cual?.
La confianza es la actitud más positiva hacia el otro. Nos relacionamos con los demás desde la confianza, desde la armonía para tener una buena salud social y personal. Confiamos en aquellas personas que no conocemos porque todavía no nos han traicionado. De modo que hay que saber "inteligentemente" administrarla. La confianza debería exigir tener los ojos bien abiertos. Ser unos grandes observadores de lo que nos rodea.
La pereza, !ese es el problema!. Tenemos pereza de estar en alerta. Somos perezosos, los demás lo saben y lo utilizan en su beneficio.
Mi propuesta es que seamos positivos poniendo a punto cada mañana nuestra inteligente confianza en nuestros reflejos.
Publicar un comentario en la entrada