domingo, 29 de junio de 2008

Bélgica contra el suicidio... por Inder Bugarin en la BBC


Persona deprimida
Muchas personas desesperadas acuden a internet para expresar sus sentimientos.

Cada día siete personas se quitan la vida en Bélgica, con lo que este país se sitúa, sólo detrás de Finlandia, a la cabeza del índice de suicidios registrados en Europa Occidental.

Una nueva amenaza registra nuestra sociedad, el surgimiento de clubes suicidas en internet
Hilde Vautmans, diputada

"Son portales de charla virtual, en los que la gente busca apoyo mutuo, comprensión, justificación, un refugio. El problema es que se dan consejos los unos a los otros, teniendo como consecuencia que los más vulnerables terminen quitándose la vida", explica.

Vautmans, quien dice haber perdido prematuramente a cinco amigos, investiga desde hace tres años el fenómeno del suicidio y de acuerdo con sus pesquisas, en la región de Flandes operan actualmente 10 clubes suicidas virtuales.


En Flandes el tema del suicidio es un tabú y mientras continúe siendo silenciado, difícilmente podremos prevenirlo
Alexandre Reynders, investigador

Parlamento flamenco en Bruselas
Bélgica necesita un plan nacional contra el suicidio, estima la diputada Vautmans.
Ella propone en concreto crear unidades especiales para infiltrarse en los grupos virtuales de contactos social e identificar víctimas potenciales.

Por favor, no dejen la computadora en el cuarto del adolescente. Hay que ponerla en la sala, para estar pendientes, sin que piense que uno lo está vigilando
H. Vautmans

"Debemos actuar de inmediato. Siete suicidios al día es una cifra escandalosa; es superior a las muertes causadas por el tráfico vial, pero lamentablemente hay un abismo entre la atención que acapara la seguridad vial y la problemática del suicidio", asegura Vautmans.

Esta noticia de Inder Bugarin quiero completarla con estas notas que tengo sobre el Gorila: El gorila siente que se extingue.
Los zoólogos han notado rasgos anómalos en el comportamiento del gorila. El gorila es el único primate que carece de instinto territorial. Solamente disponen de un atisbo de tal instinto, algunos machos dotados de una excepcional vitalidad. El problema seguramente se inició cuando el gorila se vio obligado a bajar de los árboles y aceptar la vida en un medio para el que no estaba preparado. Esta inadaptación habría dotado a la especie de un “desaliento vital”.
Existe una gradación jerárquica en el interior de los grupos de gorilas, pero el macho dominante apenas ejerce su rango, ni siquiera en la relación con las hembras del grupo. El gorila carece de hogar, lo construye apresuradamente en el suelo y es completamente apático. Ni siquiera se levanta para defecar, siendo el único caso conocido en la naturaleza de una especie que ensucia el propio lugar en el que duerme. También su instinto sexual está debilitado. Se une muy poco con la hembra.
Su impulso vital ha concluido; el gorila es un experimento frustrado en la evolución.
Publicar un comentario en la entrada