jueves, 24 de marzo de 2016

Sant Pol de Mar... de un pueblo pijo a un pueblo que huele a Porro


Sant Pol de ser un pueblo de gente pija a ser un pueblo de porreros. 

Es francamente lamentable lo que llega a oler a porro el pequeño pueblo de Sant Pol de Mar. 

Ahora pasees por dónde pasees el olor molesta por ser espeso, aceitoso y desagradable. 

Incluso el magnífico mirador desde la Ermita de Sant Pau ya hay un grupo de gente que se concentran para fumar. De modo que si antes te podías sentar en los bancos para admirar el paisaje sabes que no es el olor a tabaco, prohibido hasta la saciedad, sino que será el permisivo y banalizado olor a cannabis, marihuana.

!Que decepción tengo con Sant Pol..!!




Publicar un comentario en la entrada