martes, 16 de noviembre de 2010

David Trueba... sus armas de seducción con El guión




Salí de casa a las 18h dispuesta a comerme dos croquetas del Moli Vell que está al lado de la FilmoTeca. Sabía cuando iba a entrar en el cine pero desconocía el final de esta película.

David Trueba nos llevó de viaje para conocer los personajes más carismáticos del mundillo cinematográfico que conoció, conocé y conocerá, de sus cursos en New York con peculiares profesores y no menos compañeros de Fama, (si, nos dijo que se creyó estar dentro de un capítulo de la serie Fama) y de un sin fin de sus frases pulidas como los diamantes.

La Filmoteca pensó en David Trueba para una clase magistral y completar así el Seminari sobre: Els oficis del cinema. Acertó por que supo llevarnos como si camináramos en el tablero del juego de la oca.

Nos posicionó en tener presente que nuestro Ego sería machacado, que cómo en un monasterio tibetano, al decidirnos entrar en el mundo de los Guionistas, deberíamos dejar en el umbral de la puerta nuestros zapatos... nuestro yo.

El porqué? es facíl de recordar. De las películas no nos acordamos de los guionistas sino del director, los actores, la música y los más cinéfilos, otros datos.

Hay que olvidarse de cultivar la Vanidad.
El guionista produce, hace el trabajo para que los demás disfruten.
Hay que estar preparado para las Frustraciones. Y se dice pronto y rápido.
Para tener el oficio de guionista hay que saber escuchar, trabajar en oscuro y alejado de las luces, de los brillos del cine. Dado lo cual tiene que cocinarse con grandes dosis de psicología, bastante de humor y kilos y kilos de contacto social. Por ejemplo: los magníficos guionistas del cine Italiano dejaron de ir en autobús y les lleguó el fracaso.
Trabajar la Humildad trabajando la fidelidad a lo que quieres contar y cómo lo quieres contar. Lo que no está dentro de tí no puede estar fuera.
Ulises nos invita a no oir los cantos de sirena, de modo que David nos recuerda: no pervertirnos por querer llegar a más gente.

El guión es un submarino. Cuando se inicia el rodaje, desaparece y vuelve aparecer en la sala de montaje.
El guión es una película que no está hecha pero que la cuentas como si la hubieras visto ayer
El guión es un arma de Seducción.

Tecnicas para hacer guiones. Para David no hay recetas, aunque tiene estas respuestas:
Hacernos las preguntas correctas
Que no se note que uno está presente, que no haga aspavientos.
Que la imagen esté por encima del guión para que las películas se puedan soltar, puedan ser vistas sin libro de instrucciones.
El guionista aprende contando películas.
Saber contar, saber contar... saber seducir.

Tengo más notas, aunque las abandono para nombrar la peli que vimos de Milos Forman de 1965 Lasky jedne Plavovlasky /Els amors d'una rossa. Aconsejo verla. Ah! y después de la peli hubo coloquio, de modo que hasta las 23:30 no llegué a casa. Caminar en la noche me enamoró con un viento frío espectacular.
Publicar un comentario en la entrada