viernes, 6 de agosto de 2010

El mundo necesita... una nana


La música... y más concretamente "una nana" es lo que necesita el mundo.

Cada día voy a la Piscina. Un cuadro.

En el momento de la duchas en los vestuarios de mujeres se produce un griterío ensordecedor que rebota en paredes de 4x4.

Niñas que gritan compulsivamente, madres absolutamente anestesiadas con lo cual dan una imagen de permisividad y mala educación.

Bo!... desde hace unos días estoy logrando una situación nueva para mi y es que canto en la ducha con sonidos y frecuencias muy parecidas a una nana.

Paradogicamente la música que canto hace de escudo a las vibraciones de los gritos y compruebo pequeños silencios relajantes por la sorpresa.

Una nana puede ser algo muy subversivo...[j.gabriel]
Publicar un comentario en la entrada