lunes, 28 de junio de 2010

Los celos y tu pH


El error es considerar que los celos sanos son menos graves que los celos patológicos.
Todavía se asegura que los celos sanos consisten en una leve preocupación por la posible pérdida de una persona amada o malestar por la relación real o imaginada que esa persona tiene con alguien más.
Los celosos prefieren que sus parejas permanezcan con ellos y no desean que tengan una relación demasiado íntima con nadie más. Error... error, la persona que los sufre de uno o de otro bando crean situaciones angustiosas por livianas que sean. Siguiendo la misma base de patología... poseen intensos sentimientos de inseguridad, auto-compasión, hostilidad, depresión y suelen ser destructivos para la relación.

La diferencia entre unos celos suaves y unos patológicos es que estos últimos alcanzan un nivel de exigencia tremendamente enfermiza: están exigiendo que su pareja no debe, bajo ningún concepto, implicarse emocional o sexualmente con otras personas.
De este modo, vigilará cada gesto inocente de su pareja hacia otra persona para tratar impedir que llegue a suceder eso que considera tan terrible e insoportable.
Si utiliza un pensamiento rígido creerá cosas como: "Mi pareja no puede ni debe dejarme nunca bajo ninguna circunstancia ni tiene derecho a hacerlo porque si lo hace me sentiré fatal y será terrible e insoportable". La persona vivirá muy ansiosa, insegura, deprimida, agresiva y dependiente. Incluso los "celosos" se ven con derecho a llegar incluso a la violencia.
Hoy sabemos que el científico Raymond Hilu cura los celos consultando nuestro pH, es decir el peso del hidrógeno de cada paciente. Si, los celos es un desequilibrio biológico.
De nuevo viene a reforzar mi teoría de "dime lo que comes y te diré lo que piensas.

La obsesión por ser únicos, exclusivos, es uno de los deseos más profundos que poseen los seres humanos. Y cuando los celos se adueñan de la mente del paciente no se pueden dominar.
El científico Raymond Hilu, a través de la Medicina Celular, explica que: “la celopatía no depende de la persona con quien se esté, si eres celópata lo serás con cualquier pareja que tengas...”
“Hemos descubierto que cuando una persona es celosa de forma enfermiza hay dos puntos en el sistema nervioso que se desequilibran: el bulbo raquídeo y el útero (en el hombre la zona pélvica). Es decir hay un desajuste del pH de la zona.
Publicar un comentario en la entrada