sábado, 8 de mayo de 2010

Chopin... Nocturne Op. 9.2 in E flat major

Parece mentira como un momento, un espacio-tiempo tiene sentido... hoy me he enamorado de Chopin. Lo tenía olvidado en mi corazón de hojalata.

Me gustaría abrir la puerta de mi casa solitaria y que al avanzar lentamente por el salón, dejar el bolso y la chaqueta dirigirme a la cocina, prepararme un té de jazmín y llegar al jardín... fuera Chopin y su nocturno la armonía que me inviara a cerrar los ojos. El silencio y la música.

Publicar un comentario en la entrada