miércoles, 31 de marzo de 2010

520 días sin la sonrisa de una mujer

Un experimento de 520 días con cuatro hombres para simular un vuelo a Marte.
Imagina que tienes un microscopio, imagina que con tus pinzas convenientemente esterilizadas cojes cuatro hombres, los tienes en el aire hasta que... imagina que has preparado 3 contenedores-apartamentos... los depositas, te despides de ellos y cierras las puertas desde tu ordenador. La gran aventura de observar te golpea la sangre en el corazón. Let's Go.
El inicio parte de un entrenamiento de 3 meses con los franceses Romain Charles y Arc’hanmael Gaillard, el belga Jerome Clevers y el ítalo-colombiano Diego Urbina, desde finales de febrero en la Ciudad de las Estrellas, cerca de Moscú.
El objetivo es prepararse, como verdaderos astronautas, para las condiciones de una larga estancía en el espacio. Dos de ellos serán elegidos al finalizar el entrenamiento y volverán a aislarse junto a tres rusos y un chino en un conjunto de tres contenedores del Instituto ruso de Problemas Biomédicos, en la periferia de Moscú.
La vida en los tres contenedores sin despegar de la Tierra, está diseñada al milímetro.
Primero comunicarse será fácil, más tarde se necesitarán 20 minutos para hacer llegar mensajes escritos “a la Tierra”.
El experimento está destinado a estudiar los efectos psicológicos y fisiológicos de aislamiento, en particular en lo que se refiere al estrés, a la regulación hormonal, a la inmunidad, a la calidad del sueño, el humor, etc.

Concretan que ninguna mujer fue seleccionada para este experimento por que hubiera complicado la realización de la misión, sabiendo que las mujeres tienen esa facultad de hacer que la sonrisa salte a nuestra cara.
Publicar un comentario en la entrada