miércoles, 23 de diciembre de 2009

Barcelona... luces de Navidad de 2009


Las luces invitan a compartir la Navidad.... la que sea.


Compruebo que el olor especial de la Navidad no se mueve como una serpiente de energía por las milimetradas calles de Barcelona.

La ciudad me habla de que está contenida en su discreción. Una ciudad tan comercial, tan mirando al horizonte del mar para esperar al extranjero que le traerá nuevas historias de nuevos mundos de promesas.

Excepto el puntual brillo rojo de algunos diseños, el resto observo un color en monotema... una especie de violeta lavado, frio y que con solo verlo te dá tristeza.

Al llegar a Barcelona hace ya algunos días tuve esa sensación y... no me he sacado de encima esa piel de alfalto, aunque entre y salga de la ciudad.


Publicar un comentario en la entrada