lunes, 2 de enero de 2017

MacGyver, alias “el manitas” (el sueño de toda mujer española)


¿Quién no se acuerda MacGyver? La fama del personaje televisivo fue tal que un cuarto de siglo después de que se extinguiera la serie original fue rescatado por los directivos de la cadena norteamericana CBS, estrenada el 17 de octubre de 2016. La serie histórica dejó un buen recuerdo y el personaje se convirtió en el paradigma del “hágalo usted mismo”. No creo exagerar que MacGyver fue uno de los responsables de la generalización del bricolaje, es decir, del varón que lo mismo afrontaba la rotura de una tubería sin llamar al fontanero o la reparación de una puerta sin el auxilio del maestro en carpintería. El sueño de toda mujer española.

MACGYVER: EL HOMBRE QUE LO PUEDE TODO

En España un personaje no resulta popular hasta que no pasa al lenguaje cotidiano y se utiliza su nombre en algún chiste. Se da el caso del que fuera ministro Fernando Morán, tenido como una especie de adorno en el primer gobierno de Felipe González que terminó siendo un “ministro pop” gracias a los chistes que contaban sobre él. El gracejo español se fijó en él y terminó siendo el ministro más conocido y mejor valorado de su época (a pesar de que a él se deben algunos de los patinazos históricos que han lastrado nuestra historia: la mala negociación con la Comunidad Económica Europea, en especial).



Análogamente, de algunas películas históricas se hubiera olvidado hasta el título de no ser por las comparaciones cómicas. Se dice de alguien que no tiene un euro aquello de “Está más pelado que el ropero de Tarzán” y de aquel otro que carece de amigos: “Es más solitario que Kung-Fu”. Pero, cuando alguien se refiere a los riesgos que supone un tercero, es habitual que se diga: “Tiene más peligro que MacGyver en una ferretería”. Y es que el personaje dejó su huella.

Angus MacGyver, aparentemente, es un “agente secreto” completamente atípico. Trabaja para la Fundación Phoenix radicada en Los Angeles, en el Departamento de Servicios Externos, dirigido por “Pete Thornton”. De él se sabe que ha servido en el ejército norteamericano durante la guerra del Vietnam. Tiene, también formación científica y, para colmo, se niega a utilizar armas de fuego en sus misiones a causa de que un accidente con una de ellas provocó la muerte de uno de sus mejores amigos. Es un “conseguidor” o un “solucionador” de problemas. Frecuentemente e ve embarcado en aventuras contra enemigos poderosos, pero, al mismo tiempo, muy brutos.  Para zafarse utiliza sus conocimientos técnicos y su preparación como “agente secreto”, utilizando productos de la vida cotidiana para salir de las situaciones más enrevesadas. 

AQUELLOS INFELICES AÑOS 80

Los años 80 años en los que EEUU apenas estaba repuesta de la pérdida de autoestima que había atravesado en la década anterior. El lujo era algo que se reservaba para determinados culebrones a lo Falcon Crest (1981-1990) o a lo Dallas (1978-1991). Series como El gran héroe americano (1981-1983) eran significativas e que EEUU había dejado creer en sí mismo. Otras, como “V” (1983-1985) sugerían una moral de resistencia mucho más que de victoria y, para colmo, los policías pretendidamente estilosos, pero realmente horterillas de Corrupción en Miami (1984-1989), así como la depresiva comisaría de Canción Triste de Hill Street (1981-1987) o las sit-com ambientadas una en un juzgado nocturno (Juzgado de guardia [1984-1992]) y la otra en un pub alejado de la luminosidad del sol, Cheers (1984-1992), sugerían un repliegue completo de la mentalidad americana sobre sí misma, una pérdida en la confianza del ciudadano norteamericano en sí mismo: EEUU vencerá al final de  la década en la carrera de la Guerra Fría, pero la sordidez de unas series, el lujo ficticio de otras, los enemigos que se reflejan en algunas y el clima oscuro de varias, sugieren que algo no termina de funcionar. Incluso los miembros del Equipo A son perseguidos y huyen permanentemente. 


Solamente MacGyver utiliza los recursos de un pionero. El propio Benjamin Franklin antes de distinguirse como uno de los impulsores de la independencia había abierto una librería y publicado textos del género “hágalo usted mismo”. MacGyver recupera esta línea y es la única serie que se muestra positiva. Si el americano sale adelante, lo hará gracias a su pericia y conocimientos; las nuevas tecnologías, las armas convencionales no le servirán de gran cosa. 

EQUIDISTANCIAS Y CORRESPONDENCIAS CON EL EQUIPO A

La serie tiene algunos puntos concomitantes con El Equipo A (1983-1987), sin duda una de las series más repuestas en televisiones en todos los tiempos. Los miembros de dicha unidad siempre salían de los problemas mediante la puesta en marcha de planes audaces en los que la construcción de algún prototipo ocupaba inevitablemente los últimos 10 minutos del episodio. Al igual que en MacGyver, no hay ni muertos ni heridos, o al menos nunca se ven víctimas por armas de fuego. 

El Equipo A recuerda a uno de esos videojuegos modernos en donde siempre se sabe que los disparos nunca matarán a nadie real, pero generarán espectaculares accidentes que inhabilitarán a los enemigos. En la serie MacGyver nunca se ven muertos. Hay acción, pero sin efusión de sangre. Mientras en El Equipo A se disparan armas de repetición pero nunca se ve a nadie alcanzado por las balas, MacGyver fabrica explosivos con yeso de las paredes y óxido de los hierros, soluciona cualquier defecto en un motor de explosión con goma de mascar y un mechero o una batería le sirve para desencadenar efectos físicos inesperados. 

Un agente secreto que huye de las armas, del veneno y del tiro a quemarropa, no es un agente secreto, es casi un misionero que donde va ayuda a los pobres y a los menesterosos. Ese es MacGyver. El Equipo A, por el contrario, está compuesto por “soldados de fortuna”, arrojados fuera de la ley. Utilizan un “gran bricolaje”: sueldan placas y barras de acero, construyen lanzallamas y blindados con unas cuantas chapas; no se complican mucho la vida, los prototipos y diseños que hacen están al alcance de cualquier chapista. MacGyver trabaja en otra división: entiende de química y de física, trabaja solo, abomina de las armas de fuego y de un “hombre de orden”, nadie le persigue (a diferencia del Equipo A). Políticamente, “Aníbal Smith”, el jefe del Equipo A, es un tipo conservador, casi reaganiano, a diferencia de MacGyver que se tiene por liberal. El primero piensa en términos militares: objetivo – estrategia – victoria. MacGyver lo hace como una ONG: ayudar – auxiliar – hacer el bien. Tales son las dos vías a través de las que las series norteamericanas se planteaban los retos del momento.


¿Y QUE FUE DE MACGYVER?

MacGyver fue interpretado por un actor poco conocido hasta entonces, Richar Dean Anderson. Nacido en 1950, tenía 35 años cuando se inició la filmación de la serie. Estaba en su mejor momento: aspecto juvenil, melena de la época (lo peor que ha soportado el paso del tiempo). Había aparecido en varios telefilmes y en algunos capítulos de series. Entre 1976 y 1981 apareció como co-protagonista de la serie Hospital General. Luego fue MacGyver y, tras concluir la serie volvió a tener protagonismo en Stargate SG-1 (1997-2006). Sus demás trabajos han sido de menor interés, pero el éxito de ambas series le ha proporcionado fama, premios y medios económicos. Se pudo permitir el lujo de abandonar voluntariamente la serie Stargate simplemente para tener más tiempo libre para dedicarlo a su hija.

El superior de MacGyver, era “Peter Thornton”, papel interpreado por Dana Elcar. Además de ser su superior, es el gran amigo del protagonista. Elcar (1927-2005) había empezado a trabajar en papeles secundarios en varias películas de los años 60 y 70. Luego en El coche fantástico (1982-1986) protagonizó un episodio en su segunda temporada y el buen sabor de boca que dejó le sirvió en bandeja el papel de jefe del Departamento de Servicios Externos de la Fundación Phoenix. Siguió apareciendo en series televisivas tras concluir MacGyver hasta dos años antes de su fallecimiento.

VALORACIÓN Y RECOMENDACIONES

Reflejo de una época, MacGyver fue una serie extraordinariamente creativa y que el público aceptó solamente para ver cuál era el siguiente “invento” del protagonista. Ágil en sus argumentos y realizada con medios económicos notables, el esfuerzo se puso en la guionización. Se filmó en el sur de California las dos primeras temporadas, y luego se trasladó a Vancouver a causa de los altos costes de producción. La primera temporada fue estrenada por la cadena ABC sin que llamara extraordinariamente la atención, fue el público el que sacó a la serie de una franja horaria modesta y de la irrelevancia a la que le había condenado la dirección del canal. Al terminar la primera temporada ya se había convertido en un éxito que se prolongó durante siete años. En la primavera de 1992, Anderson estaba físicamente agotado. La serie fue finalmente cancelada cuando El Joven Indiana Jones estuvo preparada para ser emitida como sustituto. 

En los años siguientes la serie se difundiría en 70 países y se completó con dos TV-movie: MacGyver: Lost Treasure of Atlantis (1994) y MacGyver: Trial to Doomsday (1994), en las que el propio Anderson, además de protagonizarla, fue productor ejecutivo. En 2016 se ha realizado un remake de la serie, protagonizada por Lucas Till y George Eads.
Suele ser una serie que gusta a todos. Lo único demodé es el look del protagonista. Generará nostalgia a todos los que la vieron en la época y que hoy cuentan con más de 40 años. Los fanáticos del bricolaje que no la conozcan la incorporarán a su ADN. Tener un MacGyver en casa es hoy un lujazo.



FICHA

Título original: MacGyver.
Título en España: MacGyver.
Temporadas: 7 (139 episodios autoconcluidos)
Duración episodio: 45 minutos.
Año: 1985-1992.
Temática: Thriller
Subgénero: Aventuras – Bricolage – Acción.
Tema: Una especie de agente secreto dotado para el bricolaje sale de cualquier apuro con procedimientos caseros y artesanales al alcance de cualquiera.
Actores: Richard Dean Anderson, Dana Elcal, Bruce McGill, Michael es Barres, Teri Hatcher, Mayim Bialik
Lo mejor: las ingeniosas salidas improvisadas por el “artista”.
Lo peor: alguna salidas son inverosímiles y falaces.
Puntuación: 6,5
Trailer 1ª temporada (en inglés): https://youtu.be/dAhiuvU5Ohk 

Trailer 2ª temporada (en inglés): https://youtu.be/PHSu3w_34jE
Presentación  y sintonía (en castellano): https://youtu.be/1Rb8ER_Whmg

Episodio de la serie (en inglés):

¿Cómo verla?: Algunos episodios en versión original están incluidos en youtube. En emule también pueden encontrarse con subtítulos en inglés. Han sido remasterizados y editados en DVD. 


Publicar un comentario en la entrada