miércoles, 7 de diciembre de 2016

La marina de McHale… historias cómicas de la Segunda Guerra Mundial


El presidente Kennedy había servido durante la Segunda Guerra Mundial en una lancha torpedera (PT). Acaso porque cuando se inició esta serie Kennedy todavía vivía, el creador de la serie –Edward Montagne– consideró que situar en una tranquila isla del Pacífico a una PT similar a la que había tenido bajo su mando JFK, podía tener atractivo para el espectador. No hay muchas escenas bélicas en los 138 episodios de la serie y, en cualquier caso, la tripulación ni tiene ganas de combatir, ni está preparada para hacerlo. En 1962 la Segunda Guerra Mundial había quedado muy atrás: ya era posible ironizar en torno a ella. Los alegres muchachos de Quinton McHale, capitán de corbeta, recordaban que la inmensa mayoría de soldados norteamericanos que participaron en el conflicto no tenían madera de héroes.

LA MARINA DE MCHALE O BARCO A LA VISTA

La serie se proyectó en España durante los medios días laborables hacia el año 1965-66. Tenía ciertas reminiscencias de La Isla de Guilligan (1964-67) que le sucedió, con la diferencia de que esta serie se desarrollaba en tiempo de paz y que el protagonista central era un marinero chapuzas y escasamente dotado para la vida naval. En ambos casos, el escenario eran islas del Pacífico. De hecho, La Isla de Guilligan, sustituyó a La Marina de McHale cuando esta concluyó.



Realmente el nombre de la serie era La Marina de McHale, traducción el título original en inglés. Sin embargo, cuando se proyectó en España, se hizo con el nombre de Barco a la vista… pero al iniciarse el episodio, en la introducción volvía a aparecer el título La Marina de McHale. La serie se rodó íntegramente en Blanco y Negro y contó con el apoyo de las US Navy que alquiló los materiales militares que aparecían: las PT y algún que otro avión de entrenamiento North American T-6 Texan que nunca fue un caza ni un bombardero táctico, sino un avión de entrenamiento.

La serie se desarrolla en una indeterminada isla del Pacífico. Solamente en la última temporada cambió el emplazamiento de la PT-73 (la de JFK era la PT-109) reubicándose en Italia, pero constituyendo siempre su tripulación un conjunto de chiflados más o menos enloquecidos e indisciplinados que volvían loco a su oficial superior, el “capitán Willy Binghaton” que se tomaba muy en serio su trabajo y regularmente se situaba al borde del ataque de nervios ante la incompetencia de la tripulación de la torpedera.

ERNST BORGNINE, ALMA DE LA SERIE

Junto al “capitán Binghanton” (interpretado por Joe Flyn), el verdadero protagonista de la serie era la tripulación de la PT-73 y muy especialmente su “capitán Quinton McHale”. No era un militar profesional pero si un marino que antes de la guerra había servido en la marina mercante. Al timón de un carguero había deambulado por aquella zona del Pacífico Sur. Conocía perfectamente las islas de la zona y especialmente a los nativos de Taratupa, la imaginaria isla en la que se suceden los episodios. El papel le venía como anillo al dedo a Ernest Borgnine que durante la guerra había servido en la marina. Apenas tuvo competencia a la hora de superare el casting. 

Borgnine se había hecho acreedor de un Oscar por su interpretación en Marty, un dramón urbano de 1955 que convirtió su rostro en particularmente conocido en la escena mundial. No estaba especializado en papeles cómicos, la inmensa mayoría de sus interpretaciones antes y posteriores a La marina de McHale, lo habían encuadrado como un brillante actor dramático. Y, sin embargo, cuando le tocó interpretar un registró cómico, desde el primer momento supo asumirlo brillantemente. De hecho, él era el alma de la serie. Siguió en activo hasta poco antes de su muerte en 2012, poco después de cumplir 95 años. En 1999 prestó su voz a Bob Esponja (1999-hoy) y participó en un episodio de Los Simpson (1989-hoy).



EL BARCO DE LOS LOCOS

Secundando al “capitán McHale”, la tripulación de su patrullera estaba compuesta por “el alférez Parker” (Tim Conway), simpático pero completamente absurdo e ineficiente. Es militar profesional, pero no sirve absolutamente ni para mandar, ni para inspirar respeto en sus subordinados. En situaciones de riesgo reacciona histérica y desacompasadamente. Pero es un buen imitador: se hace pasar por almirante inglés y es tomado como el verdadero presidente Roosevelt cuando llama al superior de McHale, el “capitán Binghamton”. Después de intervenir en esta serie Conway volvió a repetir éxito apareciendo regularmente en 1970 en The Carol Burnett Show. Desde entonces no ha cesado de aparecer en series televisivas. En 2014 participó en uno de los últimos episodios de Dos hombres y medio.

El papel más ingrato de toda la serie es, sin duda, el que le cayó en suerte a Joe Flynn, “capitán Binghamton”, el típico oficial chusquero, perpetuamente frustrado por los destinos encomendados y por la incapacidad de los marinos que están bajo sus órdenes. Es un tipo con el genio bronco, irritable y malhumorado. Se la tiene jurada a McHale y a sus locos marineros, pero todos los intentos de vengarse o de hacerles caer en trampas, terminan fracasando. Extremadamente duro con sus subordinados es un oficial servil con los mandos superiores a los que jamás contraría. Tras su participación en esta serie, el rostro de Flynn siguió apareciendo en la pequeña pantalla en series como Batman (1966-1968) y apareció en varias películas de Walt Disney, siempre en papeles de tipo odioso. Falleció ahogado en su piscina a los 50 años y se habló de la posibilidad de que hubiera resultado asesinado.

El reparto se completaba con un prisionero de guerra japonés, desertor de la marina imperial y un marinero más de la PT-73. El “torpedero Lester Gruber”, quizás el más desternillante, un buscavidas de Brooklyn, estafador y fullero. “Willy Moss”, operador de radio, un tipo bonachón. “Christi” el timonel cuya hija tiene los apellidos de todos los marinos de la PT. “Tinker”, el mecánico. “Virgil” el ligón guaperas. A cual más enloquecido y chapucero, impresentables todos para el oficio de las armas. 


LA PT-73 UNA TORPEDERA ENTRE OTRAS MUCHAS

En la US Navy existió verdaderamente una PT-73 que participó en algunas acciones en la batalla de las Aleutianas y combates en Borneo y Filipinas. No participó en acciones de particular riesgo ni su historial revista carácter heroico alguno. Debía estar tripulada por marinos con un historial similar a los de esta serie, porque, finalmente, en un transporte de víveres, inofensivo, el barco encalló y su tripulación optó por destruirlo para evitar que cayera en manos de un enemigo que estaba a varios cientos de kilómetros del lugar…

De la serie se filmaron dos largometrajes con los mismos protagonistas (salvo Borgnine que en la segunda no pudo participar al estar rodando El vuelo del Fénix [1965]). Ninguna de los dos constituyeron éxitos de taquilla y la crítica las despedazó por su carácter excesivamente de comedia televisiva inapropiada para la pantalla grande. De todas formas, la serie tuvo un spin-off que duró 32 episodios: Broadside (1964-65) protagonizada por una tripulación femenina. Su protagonista, Kathellen Nolam había participado en algunos episodios de La Marina de McHale. Incluso en el tardío 1997, la serie tuvo un remake protagonizado por Tom Arnold, en la película que ostentaba el mismo título de la serie y que pasó con más pena que gloria.

La serie será recordada por los que hoy tengan más de 60 años. Era difícil no verla cuando se regresaba del cole al mediodía. Para los aficionados a las películas bélicas, ésta serie les aportará una visión bufa de la Segunda Guerra Mundial. Nada se respeta, ni hay heroísmos que valgan. El mensaje podría considerarse pacifista, pero es posible que su espíritu y algunos gags no se han apreciados en esos sectores casi angelicales. Serie para nostálgicos y gente que quiera recordar como reían cuando eran jóvenes o para jóvenes que no terminan de creerse que sus padres rieran a carcajadas en los años grises del franquismo y ante pequeños monitores con 625 líneas en blanco y negro.


FICHA:

Título original: McHale’s Navy 
Título en España: La marina de McHale
Temporadas: 4 (138 episodios autoconcluidos)
Duración episodio: 30 minutos
Año: 1962-1966
Temática: Peripecias narradas en clave de humor de la tripulación de una destartalada lancha torpedera que vegeta en una tranquila base del Pacífico en donde no ocurre nada más que los desastres que generan los protagonistas.
Género: Comedia de situación.
Subgénero: Bélica.
Actores principales:  Ernest Borgnine, Joe Flynn, Gavin McLeod, Billy Sands, Edson Stroll, Tim Conway, Carl Ballantine, Bob Hastings, Gary Vinson, John Wright.
Lo mejor: define la moral de combate de la marina en el Pacífico cuando se extinguieron los ecos del ataque a Pearl Harbour…
Lo peor: continuas incoherencias históricas en el argumento.
Puntuación: 7
Presentación en inglés: https://youtu.be/UhhsVZozmF0
Trailer en castellano: https://youtu.be/W35ZpeZZmgY
Capitulos en versión originalhttps://www.youtube.com/user/TVChaplin

¿Cómo verlo?: La mayoría de episodios pueden verse en youTube en versión original. Están a la venta en DVD y BlueRay doblados en castellano. También pueden bajarse mediante programas “peer two peer”.
Publicar un comentario